Bloqueos nerviosos periféricos continuos

Por Campus Vygon

18 Oct, 2022

El bloqueo nervioso periférico continuo (BCNP) es una de las dos técnicas utilizadas para realizar el bloqueo perinervoso. 

Mientras que en el bloqueo perinervo por inyección única se realiza una búsqueda del nervio para inyectar un único bolo de anestésico, en el bloqueo nervioso periférico continuo (BCNP) es necesario insertar un catéter para administrar el anestésico/analgésico después de haber realizado la búsqueda del nervio.

La CBNP está muy indicada para permitir una analgesia postoperatoria óptima.

¿QUÉ ES EL CPNB? 

El bloqueo nervioso periférico continuo (BPC) consiste en la inserción percutánea de un catéter, con la punta adyacente al nervio/plexo diana, a través del cual se inyecta anestesia local, ya sea por infusión continua o por bolos intermitentes.

Los principales objetivos de esta técnica son dos: 

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE LA CPNB? 

Aunque la CPNB fue históricamente poco utilizada debido a la ausencia de una tecnología adecuada, en la actualidad se suele elegir en muchos procedimientos debido a sus numerosas ventajas, como:

¿EN QUÉ ÁMBITOS SE UTILIZA LA TÉCNICA? 

Normalmente, los bloqueos periféricos continuos se realizan en entornos hospitalarios y, a veces, en entornos ambulatorios. 

Esta técnica se utiliza ampliamente para inducir la analgesia en el período postoperatorio, en particular después de la cirugía de las extremidades. Sin embargo, otras aplicaciones incluyen su uso para inducir la vasodilatación después de accidentes vasculares, para tratar embolias periféricas y dolor crónico, después de un traumatismo para transportar al paciente al centro de tratamiento, o para tratar la pared abdominal durante el embarazo. 

Además, se ha demostrado que la CPNB es una técnica que puede utilizarse en cirugía cardíaca, por ejemplo, para realizar un bloqueo de la ESP y permitir un control adecuado del dolor tras toracotomías y esternotomías, al tiempo que se minimizan los efectos hemodinámicos significativos, como la hipertensión, la hipotensión, las arritmias, la lipotimia y la bradicardia.

¿QUÉ DISPOSITIVOS SE NECESITAN PARA REALIZAR UN BLOQUEO NERVIOSO PERIFÉRICO CONTINUO?

SE REALIZA UN BLOQUEO NERVIOSO PERIFÉRICO CONTINÚO UTILIZANDO:

  • Una aguja introductora precortada – cánula o aguja introductora (por ejemplo, punta Tuohy o punta con diferentes bordes cortantes angulados).
  • Un catéter flexible y atraumático que se introduce a través de la aguja en posición perineural.
  • Un tubo de extensión transparente que se conecta a la aguja o al catéter para la infusión de anestesia
  • Otros accesorios como un filtro, accesorios, sistemas de fijación de catéteres.
Aguja y sonda estimulables

POR LO TANTO, EXISTEN DIFERENTES SISTEMAS PARA INTRODUCIR EL CATÉTER: 

  • El primer sistema consiste en introducir el catéter a través de una cánula-aguja. En este caso, después de retirar la aguja, la cánula permanece en su sitio para poder introducir el catéter; a continuación se retira la cánula.
  • La segunda, en cambio, implica el uso de una aguja aislada que actuará como introductor para la inserción del catéter. Se utilizan agujas Tuohy o agujas con bordes de corte de diferentes ángulos (por ejemplo, 30°).

La colocación correcta del catéter puede lograrse de varias maneras, mediante la electroneuroestimulación (ENS) y, por tanto, utilizando catéteres estimulables, o mediante ultrasonidos (ECO) con catéteres ecogénicos o ecogénicos/estimulables.

  • En el primer caso, se trata de catéteres generalmente de poliamida, que se hacen estimulables gracias a la presencia de un eje metálico o de revestimientos especiales. Los catéteres estimulables tienen la capacidad de conducir corriente en su extremo distal. El uso de la ENS permite evaluar la proximidad de la punta distal del catéter a las estructuras neurales, obteniendo una respuesta muscular objetiva, evitando el contacto directo con el nervio y evitando parestesias y lesiones nerviosas. 
  • En el segundo caso, los catéteres perineurales para la infusión continua de anestésicos locales pueden colocarse cerca de casi todos los nervios periféricos utilizando la guía ecográfica. Las imágenes de ultrasonido permiten ver las variaciones anatómicas, estimando la posición precisa y la profundidad de las estructuras neurales. Hasta la fecha, casi todas las técnicas de inserción de catéteres perineurales guiadas por ecografía implican una fase inicial de inyección de fluido utilizando una aguja de posicionamiento alrededor del nervio diana bajo visualización directa, creando espacio suficiente para la posterior inserción del catéter. Estos catéteres tienen revestimientos especiales que garantizan la ecogenicidad. 

También hay catéteres perineurales disponibles en el mercado que son tanto estimulables como ecogénicos y, por tanto, pueden colocarse utilizando una guía doble. En este caso, la doble guía también puede utilizarse para controlar cualquier desplazamiento posterior del catéter.

Por último, los catéteres perineurales utilizados para el bloqueo continuo de los nervios periféricos pueden ser de punta cerrada o de punta abierta. La diferencia radica en la forma de extender la anestesia.

1. Los catéteres de punta cerrada permiten la infusión de anestesia a través de los orificios laterales, de número variable.

2. Los catéteres de punta abierta sólo tienen un orificio central desde el que se difunde el líquido.

Las numerosas ventajas en el uso del bloqueo nervioso periférico continuo (CPNB) hacen que esta técnica sea ideal en las diversas áreas descritas; en particular, mejora el manejo del dolor postoperatorio, ayudando así al paciente a tener una recuperación óptima después de una cirugía mayor, durante la cual las molestias y el dolor pueden causar mucho malestar y retrasar la recuperación. 

Conocer las diferentes técnicas permite al clínico atender a sus pacientes de la mejor manera posible, pudiendo elegir el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades individuales.

Por

Campus Vygon

Fabricamos y distribuimos material médico quirúrgico de alto valor añadido en hospitales, pero somos mucho más...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This