Facilitar la canalización en neonatos: Técnica Seldinger Modificada

Por Vygon España

27 May, 2021

Los pacientes neonatales ingresados en las Unidades de Cuidados intensivos se encuentran sometidos a continuas manipulaciones y procedimientos invasivos. Uno de los principales objetivos de la enfermería en la asistencia es minimizar la práctica de técnicas agresivas con el fin de mejorar los cuidados y prevenir las complicaciones a estas.

Sin embargo, a pesar de los riesgos asumidos, existen algunos procedimientos invasivos que son de vital importancia en estas unidades. El acceso vascular es sin duda uno de ellos. Muchos pacientes que han sido sometidos a cirugía o presentan un estado crítico requieren de estos dispositivos para su supervivencia.  El uso de terapias intravasculares es cada vez más empleado en pacientes neonatales para la atención de múltiples tratamientos.

Dificultades en el cateterismo venoso central en neonatos

Algunos recién nacidos pueden presentar dificultades a la hora de realizar la canalización de la vía, lo que hace que ciertos métodos “tradicionales” de inserción se conviertan en un auténtico reto en el cuidado y protección de su capital venoso. Se hace imprescindible, pues, para el personal de enfermería, buscar alternativas a estas técnicas que permitan la correcta conservación del patrimonio vascular, indispensable en la vida futura del paciente neonatal.

Atendiendo al pequeño tamaño de los vasos de los neonatos, la punción precisa y la delicadeza en la introducción del catéter resultan dos fases críticas en el método de colocación del dispositivo vascular. Por ese motivo, podemos afirmar que el cateterismo venoso central en neonatos puede resultar una técnica exigente incluso para médicos experimentados si no utilizan una técnica adecuada en la canalización.

Durante más de 20 años el método empleado en estos pacientes ha sido el conocido como la Técnica Seldinger. A pesar de que se trata de un procedimiento sencillo y conocido por los profesionales de atención médica, con grandes tasas de éxito en la población adulta, en algunos pacientes del servicio de neonatología esta técnica no es de fácil aplicación y, a menudo, se necesitan varios intentos antes de conseguir la canalización.

Dado ese tamaño reducido de los vasos, que mencionábamos con anterioridad, cualquier error o incorreción en la punción puede resultar fatal. La aparición de hematomas, por ejemplo, pueden dificultar las posibilidades de un segundo intento de punción. A esta realidad, se puede sumar la aparición de complicaciones mecánicas, como la obstrucción o malposición del catéter, estrechamente relacionadas con el número repetido de intentos durante el procedimiento de inserción de la aguja y la guía.

El riesgo de aparición de complicaciones mecánicas se incrementa con cada intento adicional para la canalización de dispositivos centrales en pacientes neonatales y pediátricos. Por ello, tener éxito en el primer intento es una prioridad en estos pequeños pacientes.

Nuevos métodos para la canalización: La Técnica Seldinger Modificada

Los avances tecnológicos han permitido que esta técnica pueda evolucionar. En 1989, Goodwin introduce El Método Seldinger Modificad (MST) o Técnica Microseldinger (micropunción) en la inserción de catéteres venosos centrales de inserción periférica. Aunque esta tecnología alternativa es relativamente nueva en UCIN – se ha utilizado de forma más extendida en adultos- existen numerosos estudios que destacan sus ventajas frente a otros métodos en la población neonatal de alto riesgo (prematuros de < de 100 gr o < 28 semanas de gestación).

  • Procedimiento menos invasivo con complicaciones asociadas menores
  • Permite el uso de introductores más pequeños
  • Mayor tasa de éxito en la canalización al permitir una punción más precisa y facilidad en la inserción de la guía
  • Menor número de intentos de punción: minimiza el riesgo de pérdida de integridad del capital venoso
  • Tiempo total del procedimiento similar a la Técnica Microseldinger, a pesar, de incluir un paso más.

El empelo generalizado de este método no se ha alcanzado por la falta de dispositivos y componentes adecuados al tamaño de los pacientes ingresados en las UCIN, sobre todo, de aquellos con menor edad gestacional o peso. Sin embargo, la reciente evolución en el campo de la neonatología permite encontrar ya sistemas adecuados para la realización de la MST hasta en los pacientes de mayor vulnerabilidad.

¿Cómo llevar a cabo la Ténica Microseldinger o Seldinger modificada?

La Ténica Seldinger modificada consiste en el uso de un introductor que servirá como guía para encaminar correctamente el catéter en la vena puncionada. Este introductor lleva en su interior un dilatador que una vez retirado permitirá la introducción del catéter.

Este método de inserción presenta ventajas en la colocación de catéteres tanto en neonatos como en recién nacidos prematuros de bajo peso al nacer. Su uso esta, preferentemente indicado cunado se cumplan una de las siguientes circunstancias:

  1. Vasos sanguíneos muy pequeños o en malas condiciones
  2. Venas difíciles de visualizar
  3. Alto riesgo de colapso venoso

El uso de esta técnica requiere de la introducción de un paso adicional al método Seldinger. Es importante que los profesionales que vayan a practicarla tengan la formación y capacitación adecuada y conozcan los protocolos para llevar a cabo la micropunción.

Se inicia con la punción de la aguja en un ángulo de 15-30º hasta observar el retorno de sangre. Se inserta la guía de nitinol y, mientras esta se sostiene, se retira la aguja. A través de la guía de nitinol se avanza el dilatador y la cánula hasta que se encuentra dentro de la piel. A continuación, se retira el dilatador y la guía de nitinol y se continua con la inserción de la cánula hasta que queda dentro del vaso. En este momento se inserta el catéter con ayuda de pinzas hasta la posición adecuada. Finalmente, la cánula es retirada y el catéter queda colocado en la posición ideal.

En la siguiente infografía, para comprender correctamente la técnica, puedes ver el paso a paso del procedimiento:

La Técnica Seldinger Modificada y la ecografía

El uso de la tecnología de ultrasonido en combinación con el MST ha permitido, si cabe, introducir más mejoras en cuanto la capacidad de logar accesos venosos en pacientes complejos y la disminución del dolor durante el proceso de canalización.

La canalización eco-guiada ofrece ventajas para poder observar y estudiar un vaso, que, visualmente o mediante una canalización convencional no podría ser posible. El uso del ecógrafo permite ver cómo está, en qué condiciones, que tamaño tiene o qué catéter puedes aplicar al vaso que vas a puncionar.

Esto es fundamental, sobre todo, cuando hablamos de:

  • Pacientes en los que se va a colocar un acceso central por urgencia que son los pacientes de menos de 1.500 gr. o con patologías que les convierten en pacientes críticos;
  • Pacientes neonatales con accesos prolongados, en los que se prevé que el ingreso va a ser largo o que van a estar sometidos a diversas cirugías y que, por tanto, se necesitan accesos más fáciles y seguros con el objetivo de preservar el capital venoso

El empleo del ecógrafo en combinación con el método de micropunción facilita la canalización de venas de difícil acceso, que no son visibles o palpables, y venas de mayor profundidad; evita el trauma endotelial, reduciendo, así la posibilidad de trombosis y, mejorando, aún más, la tasa de éxito en la canalización.

Además, el acceso a venas que normalmente no son visibles ha permitido a los profesionales sanitarios usar como punto de inserción el tercio medio del brazo. La elección de esta zona trae consigo una serie de ventajas asociadas:

  • Reducción de las complicaciones infecciosas. La piel del tercio medio del brazo se caracteriza por una baja colonización bacteriana
  • Reducción de las complicaciones trombóticas, gracias a la posibilidad de medir y usar venas de calibre superior
  • Mayor comodidad para el paciente, por el lugar de inserción. Mayor facilidad de mantenimiento del catéter y del punto de salida
  • Menor riesgo de salida accidental pues se puede fijar mejor

En conclusión, los estudios disponibles en la actualidad en neonatología sobre el uso de la aplicación de la técnica Seldinger Modificada en comparación con la tradicional aseguran que la aplicación de la micropunción es más beneficiosa en la población neonatal.  Su combinación con la tecnología del ultrasonido, además, permite una mayor tasa de éxito en la canalización y reducción de multipunciones innecesarias y consecuencias asociadas en los pacientes vulnerables. Por ese motivo, se recomienda la formación de los profesionales en el empleo de esta técnica con el objetivo de mejorar su atención y facilitar un mejor desarrollo vital.

¿Conocías la existencia de la Técnica microseldinger ? ¿La habías empleado alguna vez? Cuéntanos tu e experiencia.

Bibliografía

  • A, H. Improving Neonatal Peripherally Inserted Central Catheter (PICC) Insertion: The use of Modified Seldinger Technique (MST). Revisado en: https://galtmedical.com/wp-content/uploads/2015/05/15GNT016_Microslide_White_Paper_SinglePages_HR_M.pdf
  • Blanco Rodríguez, J., & Fernández Pérez, C. (2018). La ecografía como método complementario para la implantación del catéter venoso central de inserción periférica (PICC)(Doctorado). Universidad Complutense de Madrid Facultad de enfermería, fisioterapia y podología departamento de enfermería.
  • ¿Cuáles son últimas recomendaciones sobre inserción por técnica de Seldinger, cuidados y fijación de la vía venosa central de acceso periférico?. Revisado 6 May 2021, en https://www.murciasalud.es/preevid/19459
  • Mason Wyckoff, M., & Li Sharpe, E. (2015). Peripherally Inserted Central Catheters: Guidlne for Practice. (3rd ed., p. 50). Chicago: National Association of Neonatal Nurses. Revisado en: http://hummingbirdmed.com/wp-content/uploads/NANN15_PICC_Guidelines_FINAL.pdf
  • Song, I., Kim, E., Lee, J., Jang, Y., Kim, H., & Kim, J. (2018). Seldinger vs modified Seldinger techniques for ultrasound-guided central venous catheterisation in neonates: a randomised controlled trial. British Journa Of Anaesthesia1332-1337(6). doi: 10.1016/j.bja.2018.08.008
  • Tajuelo, I. (2020). Canalización eco-guiada en pacientes neonatales y prematuros de menos de 1.500 gr. . Revisado en: https://campusvygon.com/canalizacion-ecoguiada-neonatos-prematuros/

HAN COLABORADO

Por

Vygon España

Fabricamos y distribuimos material médico quirúrgico de alto valor añadido en hospitales, pero somos mucho más...

4 Comentarios

  1. Mariana Morocho

    Soy de Ecuador, no había escuchado de este método. Pero me parece muy interesante y útil, ya que hay muchos prematuros a los cuales resulta difícil canalizarlo.

    Responder
  2. Amalia Carrillo

    Me gusto mucho la informacion aunque me gustaria que fuera un poco mas detallada y con un video de un paciente pediatrico aplicandole esta tecnica

    Responder
  3. EVELYN IBARRA

    buenas tardes, realice el curso mi primer día en neonatolgía pero me gustaría poder descargar el ebook completo, ¿podríais mandarlo a mi correo?

    Responder
    • Vygon España

      Buenos Evelyn,

      En primer lugar, gracias por tu interés y por la realización del curso. ¡ESTAREMOS ENCANTADOS DE QUE COMPARTAS TUS OPINIONES CON NOSOTROS!
      Sentimos comunicarte que, por el momento, esa opción no está disponible. Pero tienes acceso a todo el material en tu plataforma de forma ilimitada.

      No dudes en ponerte en contacto con nosotros con cualquier comentario

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Protocolo de prevención de infecciones relacionadas con el catéter neonatal - […] Facilitar la canalización en neonatos: Técnica Seldinger Modificada (campusvygon.com) […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This