¿Qué cuidados deben prestarse al recién nacido durante el Minuto de Oro?

Por Toni Polo Miret

8 Sep, 2021

Al nacer, los neonatos inician procesos fisiológicos que facilitan su adaptación del medio intrauterino al medio extrauterino. En ocasiones, esta adaptación resulta compleja debido a las innumerables repuestas -químicas, neurológicas, sensoriales, térmicas y mecánicas- que un recién nacido debe realizar durante los primeros segundos de vida para que esta resulte adecuada.

Los instantes iniciales tras el nacimiento son, pues, decisivos en la supervivencia de los neonato, así como, la actuación de los profesionales sanitarios. La mayoría de estos pacientes, aproximadamente el 85%, inician de forma espontánea la respiración durante los primeros 30 segundos de vida; sin embargo, el 15% restante pueden requerir de estimulación o algún soporte ventilatorio para lograr la correcta transición al nuevo entorno.

Los profesionales que participan en la atención, en estos primeros momentos de vidas, deben tener la formación, habilidades y conocer los procedimientos adecuados para actuar ante situaciones críticas. El desarrollo del concepto minuto de oro ha sido la consecuencia inminente a este contexto que emerge con el objetivo de mejorar la supervivencia y poner fin a las muertes prenatales ofreciendo una atención de calidad y adecuada en los primeros 60 segundos tras el nacimiento de un neonato.

EL MINUTO DE ORO NEONATAL

La estrategia del minuto de oro contempla una secuencia lógica de intervenciones durante el primer minuto de vida de un recién nacido con la finalidad de cubrir todas sus necesidades y facilitar su atención. La estrategia del minuto de oro busca estandarizar una serie de procedimientos, inmediatamente después del nacimiento, para hacer frente a los segundos críticos para la supervivencia inmediata y a largo plazo del recién nacido.  

Las actuaciones previstas durante este minuto son:

  • Protección térmica del neonato mediante el suministro de calor a través diversas estrategias
  • Secado completo y adecuación de la piel
  • Succión de la vía aérea en caso de obstrucción
  • Verificación del llanto y la respiración
  • Corte del cordón umbilical
Diagrama: actuaciones durante el minuto de oro

PREPARACIÓN AL PARTO

Antes de que se produzca el nacimiento es importante verificar que se dispone del área, materiales y equipo adecuado para atender al recién nacido de urgencia en el caso de que requiera ayuda durante su primer minuto de vida.

Los profesionales que intervengan durante el procedimiento deben de tener las destrezas y conocimientos necesarios para llevar a cabo la atención del paciente en los primeros minutos de vida. Estos, además, asegurarán que la transición entre el entorno intrauterino y extrauterino sea lo más delicada posible con el objetivo de facilitar la adaptación. De ese modo, la sala en la que se produzca el parto y las posteriores intervenciones debe de cumplir tres características esenciales:

  • Cumplir con los requisitos de limpieza y esterilidad oportunos para evitar posibles infecciones
  • Mantener una temperatura adecuada que facilite la termorregulación del recién nacido y evite la caída en hipotermia, habitual en este tipo de paciente durante los primeros minutos de vida
  • Asegurar que la iluminación se adecue a las necesidades del profesional y del recién nacido, cuidando que este último no tenga una exposición directa a la luz ya que podría generar trastornos en su desarrollo

Para actuar con celeridad en caso de emergencia, es recomendable preparar con anterioridad la zona y equipo de ventilación por si el neonato necesitase cualquier tipo de soporte para iniciar la respiración.

VALORACIÓN INICIAL

Tras el nacimiento se llevará a cabo una valoración inicial del recién nacido en la que se evaluará:

  • La edad gestacional y tono muscular del recién nacido
  • El líquido amniótico: En caso de observar meconio en el líquido amniótico neonatal se procederá, con determinación, a la desobstrucción de las vías respiratorias para evitar la aspiración y contacto del meconio con los pulmones del paciente.
  • Llanto y respiración. Otra de las preguntas que debe hacerse el equipo de profesionales es si el bebé está llorando. El llanto es un indicativo de que el recién nacido está respirando con normalidad.

Una vez comprobado estos parámetros se procederá al secado completo del recién nacido. Este procedimiento es esencial ya que ayudará a mantener la temperatura del recién nacido y, además, estimulará la respiración. Es importante asegurar el secado total del recién nacido y la retirada de humores corporales ya que la presencia de líquidos en el cuerpo del paciente puede facilitar su enfriamiento a pesar de que las condiciones ambientales sean oportunas.

CUIDADOS RUTINARIOS

Los cuidados rutinarios continuaran en aquellos bebés que estén llorando, como síntoma de buena salud. Estos cuidados consisten en:

Mantener la temperatura corporal del recién nacido

Existen varias estrategias válidas para evitar la hipotermia del neonato.

Se recomienda, siempre que sea posible, favorecer el método canguro como herramienta de control de la temperatura; también, como medidas adicionales de protección, se pueden emplear dispositivos cobertores, como bolsas de plástico, que cubran el cuerpo y cabeza del recién nacido para evitar la pérdida de calor; mantener la sala/habitación entre 24ºC y 28ºC…

Las últimas investigaciones apuntan, además, que para mantener la temperatura corporal adecuada en el recién nacido se debe posponer el primer baño.

Evaluar la respiración del recién nacido.

Durante los primeros segundos de vida del recién nacido se observará la respiración del neonato, vigilando los sonidos y movimiento toracoabdominales para verificar que la respiración se da de forma fácil y tranquila. Para evaluar si existen dificultades en el proceso de respiración del paciente se pueden utilizar herramientas como la escala de Silverman:

Test de Silverman

Pinzamiento del cordón umbilical

En el caso de observar que el bebé evoluciona con normalidad, se recomienda el pinzamiento tardío del cordón umbilical. Esto significa que los profesionales esperaran entre 1 y 3 minutos antes de llevar a cabo el corte del cordón.

Tras establecer estas atenciones durante el primer minuto de vida del recién nacido, los profesionales continuarán con la evaluación normal del bebé y la madre tras el parto. Si se estos requisitos se cumplen correctamente, los profesionales deben facilitar el contacto piel con piel entre madre y promocionar la lactancia materna durante la primera hora de vida.

ESTABILIZACIÓN

Si tras la primera evaluación del llanto y respiración el recién nacido no está llorando o no presenta un correcto patrón respiratorio se deben llevar a cabo una serie de acciones con el objetivo de estimular la respiración:

Mantener la temperatura corporal del recién nacido

Se debe evitar que el recién nacido caiga en estado de hipotermia. En este caso, mantener el método canguro con la madre será complejo, por ese motivo hay que optar por otras estrategias que ayuden a estabilizar la temperatura: empleo de bolsas/dispositivos de plástico que eviten las pérdidas de calor, empleo de cunas/incubadoras radiantes….

Limpiar las vías aéreas y eliminar las secreciones

Se despejará de secreciones la boca y nariz con el dispositivo de succión pertinente. Es importante seguir este orden, ya que la succión de la boca permitir sacar mayor cantidad de secreciones y, en ocasiones, evitará el jadeo del bebé.

Reposicionamiento del neonato

Para mejorar la apertura de las vías respiratorias se acomodará la cabeza del bebé para que el cuello quede ligeramente extendió. Para asegurar que la posición es adecuada debemos de fijarnos en si la nariz está lo más adelantada posible.

Estimulación táctil

Frotar suavemente la espalda puede ayudar a la aparición de la respiración. Esta estimulación debe de ser corta, ya que, antes del primer minuto de vida se deberá haber: secado, despejado las vías aéreas y estimulado al neonato. En el caso de que el patrón respiratorio del bebé siga siendo negativo, se optará por comenzar la ventilación. 

VENTILACIÓN

Antes de trasladar al recién nacido al área de ventilación, previamente preparada, se deberá pinzar el cordón umbilical. Este procedimiento debe realizarse con agilidad ya que la demora en el inicio de la ventilación puede suponer complicaciones a corto y largo plazo para el recién nacido.

Señales para identificar situación crítica del RN durante el primer minuto tras el nacimiento

Para obtener una ventilación satisfactoria se seguirán los siguientes pasos.

Reposicionamiento correcto del recién nacido

Verificar el correcto posicionamiento del bebé: posición decúbito supino con la cabeza en posición neutra, manteniendo las vías respiratorias abiertas. Debe permitir visualizar el movimiento del diafragma.

Selección adecuada de la mascarilla

La mascarilla tiene que ser del tamaño adecuado al RN o prematuro (redonda y transparente preferentemente). Es imprescindible realizar buen sellado de nariz y boca, sujetándola en forma de C con los dedos pulgar e índice. El resto de los dedos levantan la mandíbula en forma de “E”.

Sellado mascarilla en neoantos

BIBLIOGRAFÍA

  • Girish, M. (2020). The Golden Minute after Birth – Beyond Resuscitation (p. 41). International Journal of Advanced Medical and Health Research. Recuperado de www.ijamhrjournal.org
  • Moreno-Reyes, S. P. et al. (2019). Aherencia a la estrategia minuto de oro en sala de partos de una institución de segundo nivel de Cali (Colombia) (3.ª ed., pp. 155–157). Revisa Colombiana de Obstetricia y Ginecología. Revisa Colombiana de Obstetricia y Ginecología.
  • Mejorar la supervivencia y el bienestar de los recién nacidos (pp. 1–3). (2020). Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Van Heerden, C. et al. (2012). An introduction to Helping Babies Breathe: the “Golden Minute” is here for South African newborn (p. 6). Prof. Nurs Today. Prof. Nurs Today.
  •  Wyckoff MH, Wyllie J, Aziz K, de Almeida MF, Fabres J, Fawke J, Guinsburg R, Hosono S, Isayama T, Kapadia VS, Kim H-S, Liley HG, McKinlay CJD, Mildenhall L, Perlman JM, Rabi Y, Roehr CC, Schmölzer GM, Szyld E, Trevisanuto D, Velaphi S, Weiner GM; on behalf of the Neonatal Life Support Collaborators. Neonatal life support: 2020 International Consensus on Cardiopulmonary Resuscitation and Emergency Cardiovascular Care Science With Treatment Recommendations. Circulation. 2020;142(suppl 1):S185–S221. doi: 10.1161/CIR.0000000000000895

Por

Toni Polo Miret

Soy Business Unit Manager de Cuidados Intensivos y Gestión del Dolor y la Vía Aérea. EXPERIENCIA Llevo más de 20 años trabajando en Vygon, en los que he desempeñado diversas funciones, siempre relacionadas con las ventas y el marketing. PUEDO AYUDARTE EN... Siempre me ha apasionado el campo de la anestesia y los cuidados críticos, con lo que si necesitas información sobre nuestros productos para este área, estaré encantado de ayudarte.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Causas y complicaciones de la prematuridad: ¿Cómo manejarlas? - […] ¿Qué cuidados deben prestarse al recién nacido durante el minuto de oro? […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This