Uno de los científicos que más ha influido en la historia de la medicina es Claudio Galeno, hasta tal punto que actualmente su nombre se utiliza como sinónimo para denominar a los médicos.

Galeno llevaba la medicina en la sangre, ya que descendía de varias generaciones de médicos: bisabuelo, abuelo y padre. Fue un revolucionario para su época, y como era de esperar no lo tuvo fácil, ya que cuestionaba a sus coetáneos y los métodos tradicionales. Sus teorías vanguardistas sobre el pulso han tenido una gran relevancia en la medicina moderna.

galenoGaleno nació en Pérgamo, actual Turquía, en el año 129 d.C. y fue médico de gladiadores, de emperadores (Marco Aurelio y Cómodo) y de la aristocracia romana.

Galeno no se limitó a seguir el conocimiento de la época, basado en la tradición médica del momento, sino que se caracterizó por su interés en la investigación de todas las ramas médicas y filosóficas de su tiempo.

Además, tenemos la suerte de que todas investigaciones quedaron sintetizadas por escrito en una amplia obra que ha servido de estudio para muchos médicos posteriores. Su curiosidad era tal que abarcó múltiples especialidades: anatomía, fisiología, patología, cirugía y terapéutica.

Entre los distintos estudios que realizó se encuentra el análisis del pulso. 

El pulso según Galeno

Los primeros testimonios acerca del conocimiento del pulso tuvieron lugar en Grecia mucho antes del nacimiento de Galeno, siendo Aristóteles el primero en aportar información precisa y técnica.

Aristóteles aporta las primeras diferenciaciones de movimiento del pulso, como la palpitación o el sobresalto. Los estudios de Aristóteles se siguieron ampliando con las conclusiones extraídas por Praxágoras, Herófilo y Erasístrato hasta llegar a los predecesores y contemporáneos de Galeno, a los que hizo referencia en múltiples ocasiones a lo largo de su obra: Rufo de Éfeso y Arquígenes de Apamea.

Únicamente sirviéndose de la experimentación y a la observación Galeno en su libro III, titulado «Sobre las causas en los pulsos», consigue describir diversas causas que pueden alterar el pulso diferenciando entre:

Causas sinécticas o continentes:

También denominadas causas primarias son aquellas que pueden generar pulsos nuevos (causas primarias generadoras) o pueden alterar pulsos ya existentes (causas primarias alteradoras).

  • Generadoras: son aquellas que afectan a la facultad elaborada del pulso (el corazón) y a los órganos que lo transmiten por todo el cuerpo (las arterias).
  • Alteradoras: anomalías que se producen en el cuerpo y que afectan al corazón y a las arterias. Dependiendo de si esta alteración se debía a anomalías simultaneas o a una sola anomalía Galeno podía asociarlas a:
      • Acumulación de humores en las proximidades del corazón y de las arterias
      • Obstrucción en los conductos sanguíneos
      • Presión de órganos próximos al corazón o a las arterias 

Causas secundarias o alteradoras:

Se trata de aquellas causas que cambian el pulso debido a la afección de un órgano distinto a los relacionados con el pulso o por un agente externo.

  • Naturales: dependen del sexo, constitución corporal, edad, región, estación natural, etc.
  • No naturales: cambios correspondientes a la realización de ejercicio físico, baños calientes o fríos, exceso o escasas comidas y bebidas, etc.
  • Antinaturales: pueden ser psíquicas o corporales.

Resulta sorprendente toda la información que los médicos antiguos podían extraer del pulso únicamente utilizando el tacto, su amplio conocimiento les permitía realizar un diagnóstico y recetar los remedios adecuados para cada paciente.

Pero la falta de técnicas más precisas complicaba la percepción de todas las fases del pulso (diástole, pausa postdiastólica, sístole y pausa postsistólica) encontrando mayores dificultades en identificar la sístole, que precisaba un entrenamiento largo que les aportará la sensibilidad suficiente para conseguir identificarlos.

La obra de Galeno se basa en la experiencia, la observación y el análisis. Evidentemente se trata de un sistema subjetivo, que depende de la experiencia del operador, su instrucción y su nivel de sensibilidad.

Hoy en día, en el s. XXI disponemos de tecnología avanzada capaz de analizar la onda del pulso para obtener datos hemodinámicos que con su correcta interpretación permiten al “galeno” del s. XXI a través de la observación, conocimiento y experiencia decidir maniobras terapéuticas guiadas para preservar la vida de los pacientes.

Bibliografía

[1] PINO CAMPOS, Luis Miguel (2016): “Doctrina de Galeno sobre las causas de los pulsos. II: Introducción,

casuística y comentarios”

 

[2] PINO CAMPOS, Luis Miguel (2017-18): “Doctrina de Galeno sobre las causas de los pulsos. IV: casos

y comentarios”

 

[3] PINO CAMPOS, Luis Miguel (2018): “Doctrina de Galeno sobre las causas de los pulsos. III: casos y comentarios”

 

[4] PINO CAMPOS, Luis Miguel (2019): Doctrina de Galeno sobre las causas de los pulsos. V: Las causas secundarias naturales y no-naturales”.

 

[5] PINO CAMPOS, Luis Miguel (2018): “El tratado de Galeno Sobre las causas en los pulsos: estructura, contenido y tipología”.

 

 

 

2 Comentarios

  1. […] contribuciones de Galeno a la medicina son indudables, al igual que Harvey, rompió teorías mantenidas durante […]

  2. […] Galeno nació en Pérgamo, actual Turquía, en el año 129 d.C. y fue médico de gladiadores, de emperadores (Marco Aurelio y Cómodo) y de la aristocracia romana. […]

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *