Métodos para la extracción de muestras de sangre en neonatos

Por Paula Navarro

4 Nov, 2021

Los recién nacidos ingresados en las unidades neonatales, en ocasiones, requieren de la realización de pruebas diagnósticas -hematológicas, inmunológicas, bioquímicas…- para evaluar su estado de salud. Algunos de estos exámenes dependen de la extracción de muestras de sangre.

El equipo a cargo debe asegurar la extracción de una muestra de calidad -válida para su evaluación en laboratorio- al mismo tiempo que genera un entorno de seguridad durante la atención del paciente neonatal.

Esta tarea no es sencilla. La extracción de sangre se considera un procedimiento invasivo, asociado a múltiples complicaciones y contraindicaciones en estos pacientes, para el que se necesita estar cualificado y, en los últimos años, se ha generado un debate en torno a qué métodos son los más adecuados para llevar a cabo esta complicada tarea garantizando ambos objetivos. 

La extracción de muestras de sangre puede ser mediante: punción capilar, venosa o arterial. Esta dependerá, principalmente, de la edad del paciente y las características que debe presentar la muestra según los fines diagnósticos (1).  


Si solo tienes un minuto para dedicar a este artículo, lee este resumen y guarda el post para, más tarde, completar la información:

  • La extracción de sangre en es un procedimiento habitual en neonatología. Sin embargo, existe un gran debate sobre el método más adecuado a utilizar en esta población con el objetivo de obtener una muestra de calidad exponiendo al paciente al menor dolor.
  • Pueden obtenerse muestras de sangre capilar, venosa y arterial.
  • Extracción de sangre capilar: se realiza, normalmente mediante la punción en el talón. A pesar de que es un método ampliamente utilizado se desaconseja en recién nacidos a término en favor de la punción venosa. Se trata de un procedimiento muy doloroso para el recién nacido y con el que se obtiene una muestra escasa de sangre.
  • Extracción de sangre arterial: no será, nunca, el método prioritario de extracción. Su uso en prematuros está contraindicado debidos a las complicaciones asociadas (embolia gases, hematomas, trombo). Se emplea, principalmente, en la medición de gases arteriales y permite la recogida de grandes cantidades de sangre para analítica.
  • Extracción de sangre venosa: método de extracción preferible en recién nacidos prematuros debido a la reducción del trauma y dolor generado en el paciente. Permite la extracción de grandes volúmenes por lo que se utiliza, preferentemente, para la obtención de muestras de sangre para hemocultivos y monitorización de los componentes en sangre.

Amplia la información y conoce las últimas actualizaciones sobre sus indicaciones, ventajas, complicaciones y cómo llevarlos a cabo para, de este modo, determinar cuál es el más recomendado en esta población. 


RECOGIDA DE SANGRE CAPILAR

Cuando hablamos de muestras de sangre capilar en recién nacidos, es habitual pensar en la punción del talón. Esta es la técnica más utilizada para la extracción de sangre capilar en neonatos y uno de los procedimientos que se realizan con mayor frecuencia en las unidades de cuidados intensivos (2)

Sin embargo, este método está desaconsejado en recién nacidos a término. Esto se debe a que, la práctica clínica ha demostrado que la punción venosa es preferible en la recolección sanguínea de estos pacientes ya que reduce el dolor al que queda expuesto el neonato y las complicaciones asociadas a este (3).

La recogida de sangre capilar está indicada (2,3,4,5):

  • Cuando se requieren muestras de sangre en pequeñas cantidades o para exámenes por micro método (1 gota < 1 ml)
  • Para medición de los niveles de gases en sangre capilares (pH y PCO2), excepto el PO2
  • Para el cribado metabólico neonatal o test de nacimiento, aunque se prefiere la venopunción cuando sea posible
  • En neonatos que requieren de hemocultivos o estudios de laboratorio en los que existe una dificultad o no se puede obtener la muestra a través de punción venosa u otro tipo de acceso venoso.

En cambio, además de en los recién nacidos a término, se desaconseja esta practica cuando el paciente se encuentre en estado de shock, al disminuir su flujo periférico; existan trastornos de coagulación que aumenten el riesgo de sangrado local o equimosis; o perista una policitemia.

A la hora de realizar una extracción capilar se debe tener en cuenta complicaciones locales. La punción del área afectada por una infección podría transformar a esta en sistémica o la existencia de edemas locales podrían complicar la obtención de sangre al producirse equimosis de la piel (4)

Algunas de las desventajas que presenta este procedimiento son (2,4,5):

  • Setrata de un procedimiento muy doloroso que carece de recursos compensatorios para aliviarlo. En prematuros, experimentar este malestar puede provocar la caída de saturación de oxígeno, así como, desarrollar complicaciones relacionadas con situaciones de estrés que comprometerán su crecimiento y neurodesarrollo.
  • La cantidad de sangre recogida es escasa. Si se requiere de muestras de sangre más grandes se debe optar por otro método ya que las repetidas punciones pueden asociarse con dificultades en la cicatrización del talón, pérdida de tejido en el lugar de punción, hematomas y el aumento del dolor.
  • Es habitual la aparición de osteomielitis, una afección que afecta al huso calcáneo debido a una punción demasiado profunda o desencadenada por la punción central del talón.
  • Posibilidad de hemólisis por la aplicación de un trauma mecánico y la presión ejercida en el sitio de punción
  • Incremento del riesgo de dilución debido a la presencia de fluidos intersticiales

Por último, hay que destacar que los resultados obtenidos a través de la recolección capilar pueden ser inexactos ya que, se ha demostrado, que la punción en el talón esta asociada a altas tasas de resultados falsos de potasemia o hematocrito, así como, con niveles equivocados de gases en sangre (5).

RECOGIDA DE SANGRE ARTERIAL

Se trata de un procedimiento de enfermería especializado destinado, esencialmente, a la medición de gases arteriales en sangre que, con el desarrollo tecnológico y la aparición de métodos menos invasivo se ha ido reduciendo en la práctica (1).  Es decir, no es el método prioritario de elección, se primará las extracciones venosas y capilares.

La analítica de sangre arterial permite obtener una información muy útil​ e importante para poder evaluar el estado respiratorio y el equilibrio ​acido-básico de los neonatos con distrés respiratorio o ​alteraciones metabólicas (4).

Este método de extracción se emplea para (2,4,6):

  • La medición de gases arteriales en sangre: presión parcial de oxígeno (pO2), presión parcial del dióxido de carbono (pCO2), bicarbonatos y excesos de base
  • La obtención de muestras especiales como la medición de amoniaco en sangre. Esta también se puede obtener a través de la punción venosa, pero es preferible la opción arterial debido a las exigencias en el transporte y velocidad.
  • El cálculo de lactato y piruvato
  • La recogida de grandes cantidades de sangre para analítica

Para la extracción de la muestra se emplearán los vasos temporal, humeral, radial y femoral (las dos últimos solo en caso de no existe una arteria más adecuada ya que aumentan los riesgos de que se produzca un espasmo) (1).

Este tipo de punción nunca se utilizará en recién nacidos prematuros por el riesgo de embolia gaseosa, hematoma y trombo. Asimismo, antes de realizar la punción arterial el equipo se considerará si existe infección en el lugar de punción, esto aumentará el riesgo infeccioso, y si se va a canalizar en el vaso sanguíneo escogido. En ambos casos se descartará la punción arterial.

Al igual que en la punción capilar, se puede dar una mala interpretación de los resultados motivada, en este caso, por una excesiva heparinización de la jeringa o contaminación con burbuja de gas (2,4).

RECOGIDA DE SANGRE VENOSA

Durante años este método de extracción se vio limitado en detrimento de la punción capilar, pese a ello y según las últimas investigaciones, la punción venosa es, ahora, el método preferido para la obtención de muestras de sangre en recién nacidos, especialmente en prematuros, siempre que esté practicada por personal cualificado.

El crecimiento y desarrollo de esta técnica en la atención al paciente neonatal ha sido el resultado de demostrarse que, la punción venosa, es menos traumática y dolorosa para el recién nacido y se realiza de una manera más rápida y eficiente que la punción capilar (1,2,7).

Se emplea principalmente en (4,7):

  • La obtención de muestras de sangre para hemocultivos y monitorización de los componentes de la sangre mediante pruebas de laboratorio habituales ya que permite obtener un mayor volumen de sangre.
  • La medición de la dosis intravenosa de fármacos, nutrición parenteral y otros fluidos
  • El control de las funciones renales y hepáticas
  • La evaluación de posibles infecciones
  • La monitorización de los gases en sangre venosa. Se ha demostrado su eficacia en relación con la medición del pH2, PCO2 y HCO3. Además, en caso de que no se pueda obtener una muestra de sangre arterial, se puede emplear para el diagnóstico del desequilibrio ácido-básico.
  • La medición del hematocrito central

A pesar de ser el acceso de preferencia para la extracción de sangre, se debe tener en cuenta que la recogida de sangre venosa no se podrá llevar a cabo en la vena femoral o yugular interna; en sitios cercanos a las vías de administración intravenosa; en venas profundas de pacientes que presentan alteraciones en la coagulación; o en zonas afectadas por infección local o hematoma.

La punción venosa reducirá los riesgos de hemolisis y dilución respecto a la punción en el talón, así como, la posibilidad de infecciones siempre que se siga una técnica estéril. Los hematomas en le lugar de punción pueden evitarse mediante presión manual suave y, rara vez, se produce vasoespasmo con esta técnica. La mayor complicación asociada a la punción venosa es el peligro de trombosis o embolia en los vasos de mayor tamaño (4,2).

Cuéntanos qué método es el que más se utiliza en tu unidad y síguenos en redes sociales. Muy pronto publicaremos nuevos artículos relacionados con la obtención de muestras de sangre en estos pacientes.

Bibliografía

  • Dolores, M. D. (s. f.). Obtención de muestras en unidades pediátricas. En M. L. García (Ed.), Enfermería del niño y el adolescente (pp. 773–787).
  • Ceriani Cernadas, J. M. (2005). Manual de procedimientos en Neonatología (1.a ed.). Editorial Médica Panamericana.
  • Gomella, T. L. (2020). Pinchazo en el talón (muestro de sangre capilar). En F. G. Eyal & F. B. Mohamed (Eds.), Gomella Neonatología: Tratamiento, procedimientos, problemas durante la guardia, enfermedades y fármacos (8.a ed., cap. 36). McGraw-Hill Lange.
  • Vygon (2018). Métodos para la extracción de sangre en neonatos . www.vygon.com
  • Gomella, T. L. (2006). Neonatología: Manejo, procedimeintos, problemas durante la guardia, enfermedades y fármacos (5.a ed.). Editorial Médica Panamericana. https://books.google.es/books?id=TATNJ9x-tDUC&printsec=frontcover&dq=gomella+neonatologia&hl=es&sa=X&redir_esc=y#v=onepage&q=gomella%20neonatologia&f=false
  • Gomella, T. L. (2020). Acceso venoso: punción venosa. En F. G. Eyal & F. B. Mohamed (Eds.), Gomella Neonatología: Tratamiento, procedimientos, problemas durante la guardia, enfermedades y fármacos (8.a ed., cap. 26). McGraw-Hill Lange.
  • Gomella, T. L. (2020). Acceso arterial: punción arterial (flebotomía). En F. G. Eyal & F. B. Mohamed (Eds.), Gomella Neonatología: Tratamiento, procedimientos, problemas durante la guardia, enfermedades y fármacos (8.a ed., cap. 49). McGraw-Hill Lange.

Por

Paula Navarro

Responsable de contenidos de las unidades de negocio Obstetricia, Neonatología y Nutrición enteral y Terapias Intravasculares en Vygon España EXPERIENCIA Soy una joven periodista a la que le apasiona todas las posibilidades que le ofrece su oficio. Disfruto de la comunicación corporativa, ya que me permite crecer profesional y personalmente, adquiriendo conocimientos y técnicas en el mundo de sanitario en el ámbito de la comunicación y el marketing. Además, combino esta parte más técnica con mi desempeño en los medios de comunicación en un programa de la radio local valenciana. PUEDO AYUDARTE EN... Mi trabajo se basa en una apuesta clara de Vygon por la formación digital y el aprendizaje continuo. Puedes contactarme si buscas material digital sobre algún procedimiento o técnica habitual en los servicios de Neonatología, Obstetricia, Nutrición Enteral y Terapias Intravasculares.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This