Yolanda Campos, enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital de Cruces, nos ha dado una clase magistral sobre Nutrición Enteral en neonatos.

En ella hemos repasado diferentes conceptos relacionados con la NE y nos ha presentado el protocolo que han desarrollado en el Hospital de Cruces para la elección y colocación de la sonda para la administración enteral.

Puedes ver la entrevista completa en este enlace:

ELECCIÓN DE LA SONDA

  • Sondas en silicona: se empelan para nutriciones enterales de larga duración, generalmente, en recién nacidos de menos de 1.500 gr de peso. Debido al material son flexibles y ligeras y no reacciona en contacto con las secreciones gástricas.
  • Sondas en poliuretano (PUR): Este tipo de sondas están indicadas en recién nacidos de más de 1.500 gr. Se emplean para nutriciones enterales más cortas, ya que este material al contacto con el contenido gástrico y puede conllevar riesgos de lesión de la mucosa gástrica. El tiempo máximo de duración para este tipo de sondas es de 4 semanas, pero, como Yolanda cuenta en la entrevista, en su servicio cambian estas sondas cada 48h. A la hora de escoger este dispositivo, debe tener en cuenta las complicaciones asociadas a este material, así como las consecuencias que puede tener en el recién nacidos el proceso de cambio.
  • Sondas transpilóricas con punta lastrada en silicona: las sondas duodenales se utilizan, habitualmente, para neonatos con problemas de constantes residuos gástricos o reflujo gastroesofágico que afectan a su respiración. Estás sondas, al no quedar colocadas en el estómago, son más largas y tienen una punta lastrada completamente cerrada para evitar que el peso metálico pueda salirse de la sonda y migrar por el sistema digestivo del recién nacido.

Protocolo elección sonda neonatal

MEDICIÓN CORRECTA DE LA SONDA A INSERTAR

  • Método NEMU (consultar imagen⬇): es uno modo de determinar la longitud a introducir de la sonda nasogástrica u orogástrica. En recién nacidos se recomienda, en general, la introducción de las sondas por boca para no aumentar la resistencia de las vías respiratorias superiores o, en el caso de que el bebé requiera de un soporte de ventilación, minimizar los riesgos de escape de presión u oxígeno por un sellado ineficiente.
  • Medición sonda transpilórica (consultar imagen⬇): a la hora de determinar la longitud de esta sonda hay que tener en cuenta el punto en el que se encuentra el primer orificio distal que permite la alimentación. En el caso de que este orificio no se encuentre en la punta de la sonda, se deberá añadir a la medición inicial los centímetros que existan entre la punta del dispositivo lastrado y este orifico. De ese modo se asegurará que la sonda se encuentra perfectamente colocada en el duodeno y que el RN recibe la nutrición.

Medición de la sonda

La inserción del protocolo en la Unidad Neonatal de Cruces ha servido, en palabras de Yolanda, para unificar criterios basados en la evidencia científica y optimizar los procesos de elección y colocación de la sonda. Esto ha permitido reducir equivocaciones, aumentar la conciencia del equipo en cuanto al correcto uso del material en la mejora de la asistencia de estos pacientes y reducir los tiempos del procedimiento y, emplearlos, en otras actividades de una unidad frenética, como es el servicio neonatal.

Otras características a tener en cuenta en la nutrición enteral de neonatos:

 

  • Los equipos de nutrición enteral tienen que ser exclusivos, incompatibles con conexiones para otros fines
  • Los equipos deben estar adaptados a neonatos: sistemas pequeños que no dañen la piel del neonato y ayuden a precisar la dosis cuando se administra medicación junto con la nutrición
  • Las sondas deben ser sondas radiopacas para permitir comprobar mediante rayos que la punta se encuentra en el sitio adecuado
  • Los equipos/accesorios empleados para la nutrición enteral continua o intermitente con bomba deben ser cambiados cada 24 h. si se administra fórmula artificial o cada turno en el caso de administrar leche materna para evitar la contaminación de la nutrición

OTROS MÉTODOS DE ADMINISTRACIÓN DE LA NUTRICIÓN PARA FAVORCER LA SUCCIÓN

  • Técnica dedo-jeringa o finguer-feeding: es un método alternativo para administrar la leche y facilitar el desarrollo de la técnica de succión. Estimula y refuerza el reflejo natural de succión y evite el síndrome de la confusión del pezón que provoca interferencias en la instauración de la leche materna. Se introduce el dedo (generalmente el meñique) en la boca de recién nacido junto con una jeringa de cono pequeño o cánula. El neonato al recibir el estimulo mueve la lengua alrededor de este dispositivo de forma similar a cuando lo hace con el pezón materno. Al estimular la succión, en ocasiones, el recién nacido es capaz de menear ellos mismo el embolo y atraer la leche. Además, fomenta la participación de la familia cuando la lactancia materna no es viable.

Técnica dedo-jeringa

 

  • Técnica con vaso. Se trata de un método novedoso en el que la leche es administrada a través de un vasito con lengüeta que se coloca en el labio inferior del niño. Estudios recientes demuestran que este método muestra muy buenas tasas de adaptación a la lactancia materna posterior
  • Administración mediante tetina.

 

IMPORTANCIA DE LA FAMILIA EN LA NUTRICIÓN

Uno de los beneficios de los métodos que hemos recogido es que todos ellos permiten el acompañamiento o participación de los padres durante el proceso de nutrición. En estos casos, en los que los padres, se tienen que enfrentar a la separación de un hijo recién nacido, involucrarlos en los procesos de atención tiene consecuencias positivas para ambas partes.

La participación de los padres en los procesos de nutrición ayuda a que estos se sientan útiles, importantes, en la responsabilidad que tiene como progenitores y ayuda a fomentar el vínculo paternofilial. Además, mejora el grado de confianza de los padres y, en muchas ocasiones, ayuda a favorecer la cantidad de leche que producen las madres, lo que, repercute y mejora, además, el proceso de Nutrición Enteral.

Si quieres escuchar la entrevista completa, en la que Yolanda, además, contesta a muchas del público que surgieron durante la explicación del protocolo, no pierda la oportunidad y ve el vídeo completo en nuestro canal de YouTube.

ACLARACIÓN

En la parte final de la entrevista, una de las preguntas del público hace referencia a las sondas de PVC. Por un malentendido tanto la entrevista como la entrevistadora confundieron este material con el poliuretano. Por ese motivo nos gustaría hacer una aclaración sobre materiales y duración de las sondas. Los materiales más empleados en las sondas nasogástricas en neonatos son:

1. PVC: la duración máxima de este material es de 5 días. Según el protocolo del hospital puede reponerse con anterioridad según las necesidades del pacientes y teniendo en cuenta las posibles complicaciones de mantener la sonda -generalmente a las 48 h.-

2. PUR: la duración máxima de este material es de 4 semanas. Según el protocolo del hospital puede reponerse con anterioridad según las necesidades del pacientes y teniendo en cuenta las posibles complicaciones de mantener la sonda – generalmente entre 5-7 días; en el Hospital de Cruces, como se indica en la entrevista, cada 48h.-.

3. Silicona: la duración máxima de este material es de 4 semanas. Según el protocolo del hospital puede reponerse con anterioridad según las necesidades del pacientes y teniendo en cuenta las posibles complicaciones de mantener la sonda.

Sin Comentarios

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *