Consecuencias del agotamiento venoso en neonatos

Por Isabel Mora

20 May, 2021



Entendemos la terapia intravenosa como el tratamiento de administran de fluidos diversos al paciente mediante el empleo de acceso vasculares insertados en las venas o arterias de forma central o periférica. Sin embargo, esta definición estricta ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades de los profesionales y pacientes desde su nacimiento en el siglo XVII.

En los últimos años, el concepto de terapia intravenosa acoge, también, todos aquellos procedimientos relacionados con el manejo de los accesos vasculares: valoración, inserción, administración, cuidado y manipulación, compilaciones…

Este cambio ha supuesto una revolución, ya que permite incluir una de las tareas más habituales e importantes del equipo de enfermería, la gestión del capital venoso, que supone una atención integral en cuanto a la terapia intravascular.

curso acreditado PICC neonatales

LA GESTIÓN DEL CAPITAL VENOSO, UNA NUEVA ESTRATEGIA EN LAS UCIN

La obligación de los profesionales es administrar de forma correcta los recursos vasculares de los pacientes, sobre todo, en aquellos de mayor vulnerabilidad como los ingresados en las Unidades de Cuidados intensivos neonatales (UCIN). Esta nueva perspectiva busca garantizar la integridad y disponibilidad futura de estos accesos y proporcionar una mayor calidad de vida a corto, medio y largo plazo.

Te puede interesar…

Gestión del capital venoso en neonatos: selección del catéter adecuado y calibre adecuado
Venas a puncionar en neonatos

Las venas disponibles en neonatos, especialmente en recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer, son limitadas. No se dispone de muchas alternativas según las necesidades que presente el paciente.

El capital venoso del paciente neonatal es considerado como patrimonio bilógico de este, ya que responde a las funciones biológicas de la sangre y es el sistema que permite mantener el funcionamiento normal y la nutrición de los órganos vitales. Las características que este presenta hacen necesario establecer protocolos para el empleo conservador y restrictivo de los accesos vasculares en estos pacientes:

  • Es limitado. Su abuso y empleo indiscriminado facilita el agotamiento de este recurso.
  • Fácilmente deteriorable. Cada punción u agresión queda impresa. Por ese motivo, no admite multipunciones o punciones de manera reiterada sin ajarse.
  • Es único y para toda la vida. No es reemplazable y presenta baja capacidad de recuperación. Existen pacientes desahuciados debido al deterioro y falta de acceso vascular.
  • Su estado determina la calidad de vida de los pacientes sometidos a terapias intravasculares y, además, condicionará las decisiones clínicas adoptadas en su proceso de recuperación.

El uso de este recurso biológico con fines terapéuticos, por tanto, puede provocar lesiones irreparables en las estructuras venosas en los pacientes. En consecuencia, y dependiendo del grado de daño provocado o la frecuencia con la que se haya producido la lesión, las complicaciones asociadas pueden revestir de gravedad para la salud del neonato.

COMPLICACIONES ASOCIADAS A LA DESTRUCCIÓN DEL CAPITAL VENOSO

La técnica de colocación del acceso venoso puede ser, un proceso complejo incluso para profesionales con experiencia. En los pacientes pediátricos, la tasa de éxito se sitúa entre el 53 % y el 75.6%, un porcentaje 29 puntos por debajo de la población adulta. Eternizar este procedimiento, mediante la múltiples punciones y canalizaciones aumenta el número de complicaciones.

Calcificación DAV neonatos

La presencia de estas complicaciones puede producir el desarrollo de trombosis, fibrosis e incluso la anulación permanente del vaso y continuidad. Las lesiones en las estructuras vasculares, según su intensidad y su frecuencia, puede implicar la incapacidad de recuperación vascular y el desarrollo forzoso de accesos colaterales tortuosos para el continuado drenado venoso.

Tipología de flebitis_Mesa de trabajo 1_Mesa de trabajo 1

Te puede interesar

Dolor en el recién nacido: consecuencias y cómo manejarlo

Además, en neonatología también se debe tener en cuenta que, tanto las complicaciones de los accesos venosos como la propia canalización de estos pueden ocasionar dolor en los recién nacidos.

Respuesta Dorlor RN

La mala gestión del capital venoso y exposición al dolor del neonato puede afectar de forma muy negativa a procesos de desarrollo vital que tendrán consecuencias a lo largo de su vida.

  • Respuestas exageradas a estímulos dolorosos. Su percepción del dolor se puede ver alterada; los estímulos dolorosos se intensifican, llegando a sufrir un dolor extremo que puede empeorar extendiéndose a otras partes del cuerpo que no están sometidas a ese estimulo y que está producido, inicialmente, por la lesión el tejido venoso o la inflamación de este (hiperalgesia); o bien, pueden padecer dolores crónicos y persistentes que no tienen origen físico (somatización), pero que son consecuencia del sometimiento a dolor en la edad temprana.
  • Disminución de la capacidad intelectual y alteraciones en el aprendizaje, así como, problemas en el desarrollo motor normal.
  • Trastornos conductuales y emocionales que pueden producir problemas de sociabilización.
  • Daño estructural irreversible en el cerebro inmaduro y muerte neuronal.
  • Vulneración del sistema inmunitario, aumento de la posibilidad de contraer infecciones.
  • Alteraciones visión perceptivas

En consecuencia, la valoración, planificación y administración del patrimonio venoso neonatal se ha integrado en la terapia intravenosa.  Esta nueva estrategia requiere del establecimiento de pautas comunes, basadas en la evidencia científica, la introducción de nuevas tecnologías como la técnica ecoguiada y la ampliación de conocimiento, formación y procedimientos en la atención de pacientes que presentan necesidades de acceso venoso.

Se deben abandonar, pues, criterios individualizados basados en la experiencia para abordar la asistencia de forma unificada y evitar cualquier tipo de complicación prevenible por una evaluación o gestión inadecuada del capital venoso.

Artículos relacionados

Gestión del capital venoso en neonatos: selección del catéter adecuado y calibre adecuado

Bibliografía

Colaboradores:

Por

Isabel Mora

Supervisora de Enfermería de la UGC de Neonatología del Hospital Regional Universitario de Málaga
20 consejos sobre el PICC neonatal que debes conocer

20 consejos sobre el PICC neonatal que debes conocer

¿Utilizas en tu unidad el catéter PICC para la administración de terapias en pacientes neonatales? Apunta las siguientes recomendaciones que debes tener en cuenta para asegurar que el procedimiento resulta exitoso y permite una adecuada evolución de los pacientes con...

leer más

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Facilitar la canalización en neonatos: Técnica Seldinger Modificada - […] Consecuencias del agotamiento venoso en neonatos […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This