Valoración de una lactancia eficaz: la escala latch

Por Alba Sánchez Ansede

25 May, 2022

Una de las preocupaciones más habituales en torno a los lactantes, tanto para los profesionales como para las madres, es tener la certeza de que la alimentación se esta llevando a cabo de una forma adecuada. Es decir, comprobar que la lactancia se instaura correctamente (1,2).

Curso protocolo leche materna ucin

VALORACIÓN DE UNA LACTANCIA EFICAZ

Las políticas establecidas por las profesionales de neonatología durante los primeros días de vida del recién nacido determinan, por su gran influjo, el éxito en la iniciación y correcto desarrollo de la lactancia materna (3). Para establecer debidamente las intervenciones a realizar en favor de una lactancia óptima, es necesario evaluar  (1,2,3):

  • El grado de instauración de la lactancia
  • Señales anticipatorias de hambre
  • La efectividad de la nutrición. Para ello se medirán parámetros como: estado del bebé al pecho, posición del lactante, agarre a la mama, posición materna capacidad de succión y signos de transferencias de leche.
  • El comportamiento del recién nacido y de la madre durante la lactancia
  • Valoración general del niño, teniendo en cuenta: medidas antropométricas-gráficas, aspecto general, deposiciones y diuresis
  • La capacidad materna para gestionar la lactancia (estado físico y emocional)
  • Las posibles dificultades, riesgos o problemas que puedan alterar la alimentación
  • La duración de la lactancia y predicción en el tiempo de esta

Tradicionalmente, esta valoración se ha llevado a cabo de forma no sistematizada, utilizando sistemas subjetivos de observación con alta variabilidad según el juicio del profesional encargado del diagnóstico. Este método resulta complejo a la hora de ejecutar un diagnóstico y el tratamiento conveniente para el recién nacido (1,4).

Por consiguiente, en los últimos años las unidades de neonatología españolas han trabajado en la adaptación de herramientas efectivas que permitan una evaluación consensuada y estandarizada del éxito en la instauración de la lactancia materna. Uno de los modelos que está adquiriendo mayor relevancia en nuestro país es la Escala LATCH (1,3).

BENEFICIOS DE LA ESCALA LATCH

La escala LATCH es una herramienta de valoración del lactante y la madre fiable y sencilla, cuyo empleo tiene un impacto positivo en el proceso de lactancia. Su empleo permite el estudio de variables como: el agarre del lactante a la mama, el porcentaje de deglución audible, la tipología del pezón de la madre, el confort durante la lactancia o el nivel de ayuda que requiere la madre para mantener la posición correcta del recién nacido al pecho (3,5)

Los aspectos mencionados son similares a los observados por los profesionales de forma convencional, por lo que resulta de sencilla aplicación; pero, además, permite estandarizar y medir los resultados por lo que facilitará (1,2,3,5):

  • Reconocer obstáculos en la instauración de la lactancia y prevenir posibles complicaciones asociadas
  • Predecir y mejorar el mantenimiento y desarrollo de la lactancia materna (en las primeras 24 horas de vida del RN)
  • Identificar a las madres con riesgo de abandono temprano de la lactancia
  • Transmisión de la información entre los profesionales
  • Identificar el impacto de las intervenciones establecidas por los profesionales de la salud en cuanto a la lactancia materna
  • Estandarizar criterios para valorar de forma apropiada las tomas

Cabe mencionar que dos de los indicadores que se evalúan con la escala presentan restricciones de mejora durante la estancia hospitalaria:  la forma del pezón de la madre y la comodidad durante la práctica. A pesar de estas limitaciones, el método Latch se reconoce como fiable, validado y se recomienda su uso de forma extendida en las guías disponibles (1,6)

¿CÓMO EMPLEAR LA ESCALA LATCH?

Antes de comenzar a aplicar la escala LATCH para medir la eficacia de la lactancia es necesario certificar que los profesionales cuentan con los conocimientos y recursos adecuados para su uso ya que es una herramienta basada en la observación clínica, por lo que su criterio será decisivo para la correcta valoración.

Es importante tener en cuenta que la valoración de la toma con la escala LATCH se debe realizar bajo criterios de técnica no intrusiva o “manos fuera”. Es decir, los profesionales podrán interferir en el procedimiento de lactancia, exclusivamente, mediante el uso de indicciones verbales (3).

El funcionamiento de la herramienta consiste en la evaluación de la efectividad de la lactancia mediante la asignación de una nota -entre el 0 y 2, de menos a más favorable- a cada uno de los parámetros que recoge la escala. La puntuación numérica se debe ajustar a la situación descrita que mejor defina las características de la toma.

Para comprender el grado de intervenciones que serán necesarias implantar según los resultados de la puntuación obtenida, divididos en tres grupos (3,5,6).:

  • 0-3 puntos: existe una dificultad importante para llevar a cabo la lactancia y se requerirá de una mayor atención de los profesionales
  • 4-8 puntos: la dificultad es moderada por lo que se implantarán estrategias que ayuden a mejorar el proceso de alimentación
  • 9-10 puntos: No existe dificultad o existe situación óptima de lactancia que no requiere de intervención

La puntación debe ir acompañada de un comentario en el que se incluya dónde se han restado los puntos y las intervenciones realizadas.

OTRAS ESCALAS DE VALORACIÓN DE LA TOMA

Aunque la Escala LACHT se ha establecido como herramienta validada en la valoración de la lactancia, existen otros métodos que pueden ayudar a lograr este objetivo como (1):

La valoración debe realizarse sobre una de las tomas que se den durante las primeras 24 horas de vida del recién nacido. Si los resultados obtenidos muestran la eficacia de la lactancia (≥ 9 puntos) se repetirá la prueba una vez al día hasta el alta madre-hijo; en el caso de que se observen complicaciones o que la lactancia no sea del todo eficaz (< 9 puntos), se estudiarán las intervenciones a incorporar, se repetirá la valoración en cada turno o cuando se requiera y, una vez obtenida el alta madre-hijo, si la puntuación sigue mostrando deficiencias, se derivará para seguimiento de 24h a la atención primaria (3,6).

Descarga el póster y aplica este sistema de valoración en tu unidad:

BIBLIOGRAFÍA

  1. Guía Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad ,servicios sociales e igualdad; Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-OSTEBA , 2017.Guías de Práctica Clínica en el SNS. https://www.aeped.es/sites/default/files/guia_de_lactancia_materna.pdf
  2. Biblioteca de Guías de Práctica Clínica del Sistema Nacional de Salud. (2020, 27 enero). 6. Valoración de la lactancia materna. GuíaSalud. https://portal.guiasalud.es/egpc/lactancia-valoracion/
  3. Servicio Canario de Salud. Gobierno de Canarias. (2020). Protocolo de valoración y seguimiento de la instauración de la lactancia materna. Escala LATCH. https://www3.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/content/60b0663d-24d1-11eb-830f-a374bc10cb3c/Protocolo_LATCH.pdf
  4. Jensen, D., Walllace, S., & Kelsay, P. (1994). LATCH: a breastfeeding charting system and documentation tool. National Library of Medicine. National Center dor Biotechonology Information. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/8176525/
  5. Escala LATCH. (s. f.). . https://www.chospab.es/. https://www.chospab.es/publicaciones/protocolosEnfermeria/documentos/lactancia/anexo_9_2.pdf
  6. León, B. C. et al. (2008). Validación al castellano de una escala de evaluación de la lactancia materna: el LATCH. Análisis de fiabilidad. www.scribbr.es. https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-12962008000300012

Por

Alba Sánchez Ansede

Asesora de lactancia en el Área Sanitaria de Coruña, INBCLC y enfermera especialista en pediatría en el Hospital Materno Infantil de A Coruña

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This