¿Cómo afrontar mi primer día en Neonatología?

Por Campus Vygon

10 Jun, 2021

Los cuidados para la atención de pacientes neonatales presentan una serie de características particulares y especiales en consonancia con las peculiaridades del recién nacido enfermo.

El profesional de enfermería que desarrolla su carrera en las Unidades de Neonatología se enfrenta a un paciente con altos niveles de dependencia para la realización de muchas de sus funciones vitales y con un peligroso grado de vulnerabilidad. Por lo que, los conocimientos en esta área deben ser amplios y específicos ya que, en el día a día, la enfermera se enfrentará a grandes retos en los cuidados del neonato que, diferirán ampliamente de las dificultades encontradas en pacientes pediátricos o adultos.

A estas dificultades se le suman las condiciones técnicas y ambientales que complican el desempeño laboral de los profesionales. En pacientes neonatales y, especialmente, en prematuros las posibilidades de cometer un error o de que sucedan eventos adversos relacionados con su atención aumentan. En muchas ocasiones estas complicaciones se deben al estrés generado en el servicio por la necesidad de solucionar eventos urgentes de forma rápida, compleja y precisa; la falta de dispositivos adecuados a las características propias de esta población; la carencia de preparaciones farmacológicas específicas en neonatos; escasez de personal; la dificultad técnica de los procedimientos que se deben aplicar…Todo ello hace aún más notable la exigencia de una formación amplia en los cuidados del recién nacido. Sin embargo, esto no siempre es así. Muchos de los profesionales que trabajan en las unidades de cuidados intensivos no tienen los conocimientos específicos que requiere esta unidad cuando empiezan a trabajar en ella.

Según los datos recogidos en el último informe publicado por el Instituto nacional de Estadística, solo 1 de cada 6 enfermeras en España tiene reconocida una especialidad. El reconocimiento de las especialidades de enfermería en nuestro país se ha quedado estancando en los últimos 15 años, lo que no anima a nuestros profesionales a escoger este camino.

En el ámbito profesional, además, se viene reclamando desde órganos oficiales como la Sociedad Española de Neonatología (SEEN), la creación de una capacitación específica para la enfermería neonatal ya que, en la actualidad, solo existe esta especialización en pediatría. Cabe recordar que los cuidados pediátricos y neonatales pueden ser completamente distintos ya que las necesidades de ambas poblaciones son diferentes.

Asimismo, el rechazo de un contrato supone una penalización en la bolsa de trabajo de enfermería. Esta práctica hace que profesionales inexpertos en el área neonatal acepten trabajar en estas unidades con el objetivo de evitar un “castigo” que repercute en el fu-turo de su carrera.

Este problema es claramente visible durante las vacaciones estivales donde se deben cubrir los puestos de las enfermeras que se toman un descanso. Durante los meses de verano son muchos los profesionales que comienzan sus primeros pasos en la enfermería en estas unidades sin apenas conocimientos de la singularidad, dificultad y desafío que suponen los cuidados en los servicios de neonatología.

¿Cómo afrontar el primer día en neonatología?

Para exponer sobre estas dificultades y debatir cómo afrontar el primer día en los servicios de neonatología hablamos con las autoras principales del E-book, «Mi primer día en neonatología», un manual que nace con el objetivo de convertirse en una guía rápida de consulta para resolver dudas y adquirir los conocimientos fundamentales en diferentes campos de la asistencia neonatal con la finalidad de minimizar los errores/complicaciones y mejorar la práctica cuando se trabaja con estos pequeños pacientes.

Rosario Cruz, supervisora de UCI Neonatal y Pediátrica del Hospital Universitario de Jaén; Laura Porras, enfermera de la Unidad Neonatal del Hospital Clínico Universitario San Cecilio de Granada; Sonia Velasco, supervisora Unidad Neonatal Hospital Clínico Universitario San Cecilio de Granada ; y Blanca Guerrero, enfermera en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica y Reanimación Pediátrica en el Hospital Materno Infantil Gregorio Marañón, comparten su experiencia con nosotros y reflexionan sobre la importancia de la formación en neonatología. Puedes escuchar la charla completa aquí:

¿Qué dificultades se encuentran el profesional en su primer día en Neonatología?

En los últimos años, en España, ha ido aumentando la tasa de prematuridad y, por tanto, las patologías asociadas a este tipo de pacientes. Por lo que, podemos decir, que la primera dificultad que se encuentra son las características especiales del propio neonato. La mayoría de los pacientes ingresado en las UCIN son muy diferentes a aquellos que puedan estar ingresados en otras unidades del hospital . Generalmente presentan muy bajo peso, son muy vulnerables y sensibles a manipulaciones y a factores externos y ambientales, tiene una inmadurez funcional de los órganos, exponen diferencias anatómicas notables, muestran signos de alarma inespecíficos….

Además, cabe tener en cuenta, que por estas características intrínsecas del recién nacido, está sometido a una serie de pruebas específicas que no se realizan a otros pacientes como cribados de pruebas metabólicas.

Las técnicas a aplicar en el neonato necesitan de una especial formación y destreza porque son totalmente diferentes a las practicadas en pacientes adultos o pediátricos. Generalmente se necesita más tiempo para la realización de los procedimientos y se debe tener muy en cuenta la movilización que se aplica en estos niños cuando se le realiza cualquier procedimiento, el protocolo que debe priorizar es el de mínima manipulación posible en pacientes neonatales.

Por ejemplo en el caso de la alimentación o de la administración de la medicación necesita adiestramiento previo, que no siempre tiene  los profesionales que se incorporan a las unidades por primera vez, ya que las dosis a infundir van a ser muy pequeñas y cualquier error en su calculo o en propio proceso de administración podría tener consecuencias fatales en el paciente.

Para la realización de estas técnicas también se requiere de una serie de dispositivos especiales y específicos adaptados a las necesidades del paciente que nos siempre están disponibles. Esto se debe a que la neonatología es una especialidad «nueva» dentro del sistema sanitario y aún existen deficiencias en cuanto a la investigación en tecnologías y herramientas específicas. Disponer de dispositivos específicos para neonatas mejoraría al calidad de vida de estos pacientes.

La estructura propia u organización de la UCIN también es un elemento diferente a tener en cuenta. Normalmente de las unidades de neonatología, cuenta con una organización propia que no encontramos en otros servicios, ya que en estas podemos encontrar salas completamente distintas y con ritmos de trabajo diferentes según las gravedad que revista el neonato. Además, de las condiciones estructurales , las condiciones ambientales de una UCIN también difieren de lo establecido normalmente, ya que se prioriza la creación de ambientes tranquilos, poco iluminados y despojados de factores externos que puedan generar estrés en el paciente.

A todos estos impedimentos hay que sumarle un problema grave que existe en España, la escasez de profesionales de enfermería en todos los servicios. Nuestro país presenta un 31% menos de enfermeras en los hospitales que el resto de país en el mismo nivel de desarrollo. Además, en cuanto a la neonatología, la falta de una capacitación específica y diferenciada en el área complica todavía más el acceso a estos servicios. Luego la escasez de profesionales con conocimientos específicos en neonatología se presenta como un grave problema en nuestro sistema de salud.

¿Cómo es la formación en neonatología?

El profesional que se incorpora a las unidades se encuentra todas esta dificultades cuando llega a la unidad, además de las complicaciones habituales de alguien que comienza su primer día de trabajo: falta de comunicación y confianza con el equipo, dificultades para orientarse y encontrar el material disponible…

La escasez de formación específica en las unidades de neonatología plantea un reto a los servicios en cuanto a la educación de los profesionales que ingresan en las unidades. Muchas veces los profesionales que acceden a los servicios de neonatología solo disponen del conocimiento que se les ha impartido durante la etapa universitaria que, generalmente, es más bien escaso ya que se prioriza la enseñanza a la atención del paciente adulto o pediátrico.

Cuando un profesional se va a iniciar en un servicio de neonatología, previamente se estudia cual es su experiencia previa y en qué unidades se ha formado antes de entrar la la UCIN.  De ese modo se pueden conocer las deficiencias y virtudes que tiene eso nuevos profesionales para optimizar la organización de la unidad según estás características. Muchos hospitales cuentan con protocolos de acogida que ayudan a guiar al profesional en sus primeros días. Pero, también, a la hora de organizar los turnos, siempre se intenta que los profesionales que son nuevos en el área estén acompañados y tutorizados por compañeros con mayor experiencia. De ese modo, si se enfrentan a una situación crítica o le surgen dudas en la atención al neonato pueden sentirse arropados por su equipo.

Sin embargo, esto no siempre es posible. El ritmo frenético y de urgencia que se vive en las unidades, junto con la escasez de personal, a veces impide que la tutorización se haga de forma adecuado y el profesional de incorporación reciente debe aprender a actuar con seguridad y siempre dando la mejor atención al paciente y a la familia.

Los profesionales que se incorporan por primera ve a este unidad pueden tener miedo, pero es imprescindible que estén dispuestos a prender y a entender y adaptarse a cómo se trabaja en el servicio. Además, tienen que mostrar interés en formarse por su propia cuenta, mediante la lectura de manuales, protocolos o estudios relacionados con este área de atención. La formación y educación es la clave para poder afrontar el primer día en neonatología. 

Te recordamos que puedes escuchar la entrevista completa en este enlace, así como conocer más en profundidad los temas que se recogen en nuestro nuevo E-book, «Mi primer día en Neonatología»:

Con «Mi primer día en neonatología» profundizarás en conocimientos en cuanto a:

  • La evaluación y primeras atenciones al neonato
  • Los cuidados generales: control, identificación, atención al confort y manejo del recién nacido ingresado en la unidad
  • La seguridad en los procedimientos y atención al paciente
  • El control de infecciones en el servicio
  • El manejo de procedimientos invasivos
  • El cuidado y mantenimiento de vías y accesos vasculares El establecimiento de la nutrición y protocolización de la lactancia materna
  •  La administración y preparación de so-luciones farmacológicas
  • El manejo de las vías aéreas y tipología indicada de ventilación
  • La técnica de reanimación cardiopulmonar
  •  El acompañamiento en el duelo y el alta en UCIN
  • La humanización de los Servicios de Neonatología

Puedes adquirirlo en:

  1. Amazon: descarga el ebook
  2. Formación Campus Vygon: Consulta el E-book, descarga las infografías, accede a material complementario y evalúa tus conocimientos

No olvides que puedes dejar tus comentarios y contarnos tu experiencia

Por

Campus Vygon

Fabricamos y distribuimos material médico quirúrgico de alto valor añadido en hospitales, pero somos mucho más...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This