Whitepaper: 6 razones por las que no utilizar ENFit en neonatos

La administración de fluidos, a través de diferentes vías, es una práctica rutinaria en los centros hospitalarios. Sin embargo, esta praxis no ha estado exenta de controversia, planteando desafíos en la asistencia clínica.

En 1986 diversas organizaciones de carácter público y privado emitieron advertencias de seguridad que abordaban el riesgo potencial y real de las conexiones equivocadas de los dispositivos médicos1. Aunque, no fue hasta en 2010, cuando la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) trabajó en establecer una serie de normas globales con el objetivo de acabar con los errores de conexión entre las diferentes sondas y catéteres. El esfuerzo derivó en la creación de la norma ISO 80369

Descarga nuestro whitepaper para ampliar la información.

Suscríbete a nuestro blog para recibir tu whitepaper gratis


.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This