Descarga en pdf

El acceso venoso es de importancia crítica en los recién nacidos enfermos. Los PICC se han convertido en vías cada vez más atractivas en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN). Esto se debe a la alta disponibilidad de tamaños adecuados a estos pequeños pacientes que facilitan la inserción y ayudan a preservar su capital venoso; a la amplia formación de equipos especializados en a la inserción de PICC; al menor riesgo de complicaciones que otras vía centrales; a la facilidad en el proceso de colocación y mantenimiento; a la reducción de la estancia hospitalaria y del estrés y dolor asociados con la venopunción frecuente en esta población durante su estancia hospitalaria1,2.

Sin embargo, estos dispositivos no están exentos de problemas. La rotura del PICC es una de las complicaciones mecánicas más comunes en el uso prolongado de estos catéteres. Conocerla y saber prevenirla ayudará a ahorrar futuros contratiempos en la atención sanitaria de los recién nacidos ingresados en las UCIN.

FACTORES ASOCIADOS CON LA ROTURA DEL PICC

La rotura interna o externa del PICC, puede estar asociada con múltiples orígenes. Generalmente esta complicación se debe a una manipulación incorrecta del dispositivo3.  El primero de los factores que favorece la rotura del dispositivo se da durante el proceso de inserción. El daño puede producirse si el catéter se retira mientras la aguja de inserción permanece anclada en su lugar4.

Jeringas pequeñas presión

Otro de los aspectos a tener en cuenta, también relacionado con una manipulación incorrecta del PICC, es el sometimiento del dispositivo a alta presiones durante el lavado o administración de fluidos. La elección de una jeringa pequeña para la purga o infusión provoca un exceso de presión en la descarga lo que aumenta la resistencia que se ejerce en las paredes del catéter, multiplicando el riesgo de fractura1,2,3,4,5,6.

También se ha observado, que la rotura del catéter puede derivar del pinzamiento provocado por la compresión del catéter entre la clavícula y la primera costilla del espacio costoclavicular4. Este problema viene asociado a otra complicación más que es la de la recuperación de fragmento segmentado. En recién nacidos prematuros o con muy bajo peso al nacer la extracción transvenosa de un fragmento de PICC puede tornarse compleja3.

La manipulación mecánica excesiva -que podría provocar la desconexión del dispositivo con el conector-, el clampaje repetido y la retirada del catéter con fuerza se suma a la lista de causas que pueden deteriorar el catéter3,4,7.

Además, algunos estudios, confirman que las roturas en catéteres son más habituales en líneas antiguas. Esto se debe al estrés al que es sometido el dispositivo durante estancias muy largas. El catéter debe retirarse una vez finalizado el tratamiento para minimizar posibles riesgos3

Por último, otros factores a considerar son: el material, las características de los catéteres de silicona aumenta el riesgo de rotura del dispositivo1,6; el tamaño del catéter y la ubicación intravascular podrían favorecer a la aparición de fibrina, deteriorando el catéter y aumentando las posibilidades de rotura al retirarlo3; y, la formación del equipo de enfermería, que deben tener amplios conocimientos en la manipulación y cuidados de este catéter1.Facturas Rotura del PICC neontal

 

¿CÓMO DETECTAR LA ROTURA DEL CATÉTER?

Los signos que determinan la existencia de rotura en el catéter, al igual que su etiología, son múltiples. La cianosis, la disritmia cardíaca, y la embolia gaseosa son tres de las manifestaciones más comunes que se asocian con esta complicación1,4,6. Sin embargo, en algunas ocasiones, los recién nacidos no presentan síntomas que indiquen la rotura del PICC.

En estos casos, la rotura del catéter se detectaría mediante una radiografía del PICC o bien mediante la observación y evaluación clínica. En esta valoración, los signos con los que se podrá alertar de la posibilidad de rotura del catéter son:

  • Migración del dispositivo
  • Presencia de fugas en el lugar de inserción
  • Inflamación de la zona de recorrido del catéter
  • Dificultad en el lavado y retirada del catéter
  • Problemas en la extracción de sangre mediante el dispositivo

Esos problemas deberían investigarse rápidamente, porque las complicaciones del PICC pueden poner en peligro la vida del recién nacido.

¿CÓMO PREVENIR LA ROTURA DEL CATÉTER?

En el caso de que el PICC está fracturado debe ser retirado y reemplazado si así lo exigen las necesidades del paciente. La extracción y reinserción rutinarias también suponen una serie de riesgos y costes, por lo tanto, es imprescindible conocer las herramientas disponibles del equipo de enfermería para evitar la rotura del PICC3.

  • Evaluar la necesidad de analgesia o sedación para la inserción del catéter4
  • Durante el procedimiento de colocación, si es necesario reposicionar el catéter, se debe de evitar la retracción del PICC a través de la aguja introductora para evitar el corte del catéter4
  • Se recomienda el uso de tecnología para la canalización de los PICC en recién nacidos, como la radiografía o la ecografía3
  • Asegurar el catéter correctamente para evitar la migración. Se recomienda el uso de apósitos transparente para poder observar el correcto funcionamiento del dispositivo1,4
  • Evitar lavar los catéteres a alta presión o utilizar jeringas pequeñas. Las jeringas de 10 ml o más se deben usar para enjuagar. Las jeringas de menos de 10 ml crean una presión excesiva y presentan un riesgo de fractura del catéter1,3,4,6,8
  • Administrar los bolos de medicación lentamente y no emplear fuerza para realizar la infusión2,9
  • No lavar el PICC si se encuentra resistencia4
  • No emplear soluciones que contengan alcohol para limpiar el catéter. Esto podría debilitar el material u producir su rotura1
  • La punta del PICC debe quedar correctamente situada en la vena cava superior (el hecho de tener la punta en un vaso de gran luz puede disminuir el riesgo de complicaciones locales)3
  • Los PICC deben retirarse tan pronto como dejen de estar indicados3
  • No se debe emplear la fuerza ni generar tensión en el material del catéter durante su retirada. El procedimiento debe practicarse suavemente mientras se sostiene el catéter en el punto de inserción4
  • Solo los profesionales expertos con competencia clínica deben proceder a la retirada del PICC

Recuerda todas las recomendaciones para evitar la rotura del PICC y sus complicaciones derivadas. Si conoces otros consejos que pueden ayudar a mejorar el mantenimiento del dispositivo y ahorrar problemas en el cuidado neonatal, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Bibliografía

  1. Breakage of a PICC Line. (2009). Retrieved 11 November 2020, en https://psnet.ahrq.gov/web-mm/breakage-picc-line
  2. Franceschi AT, Cunha MLC. Eventos adversos relacionados con el uso de catéteres venosos centrales en recién na-cidos hospitalizados. Rev. Latino-Am. Enfermagem [Internet]. mar.-abr. 2010 [acceso en: 12 de Noveimbre];18(2).
  3. Aparecida, M., Cardoso da Silva, F., & Alcionara, C. (2010). Cateter central de inserção periférica: descrição da utilização em UTI Neonatal e Pediátrica. Revista Gaúcha De Enfermagem, 31(1). doi: 10.1590/S1983-14472010000100010
  4. Mason Wyckoff, M., & Li Sharpe, E. (2015). Peripherally Inserted Central Catheters: Guidlne for Practice.[PDF] (3rd ed., p. 47-48). Chicago: National Association of Neonatal Nurses. Revisado en: http://hummingbirdmed.com/wp-content/uploads/NANN15_PICC_Guidelines_FINAL.pdf
  5. Silva Bretas, T., Silva Fagundes, M., Versiani, C., & Marques Andrade, F. (2013). Conocimiento del equipo de enfermería sobre la inserción y mantenimiento del catéter central de inserción periférica en recién nacidos. Enfermería Global, 32, 6. doi: 1695-6141
  6. Recursos PICC neonatal: Mejorando los resultados [PDF] (pp. 11-12-15). Revisado en: https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjP5ay20ontAhX_QkEAHYLyDNwQFjABegQIAxAC&url=https%3A%2F%2Fwww.vygon.es%2Fproductos%2F%3Fprd%3D00218400%26doc%3D257&usg=AOvVaw3QoJ7HWkZ3vXyWr9XZ2wk4
  7. Martinez Sánchez, M. Cuidados del PICC [PDF]. Madrid: Hospital Universitario Reina Sofía. Revisado en: https://www.spaoyex.es/sites/default/files/cuidados_del_picc.pdf
  8. Ros, R. Rotura del catéter PICC ¡Evítalo!. Revisado 14 Noviembre 2020, en http://cuidando-neonatos.blogspot.com/2016/04/rotura-cateter-picc.html

Pilar Martín

Pilar Martín

Soy Delegada de ventas en Sevilla, Cádiz, Huelva y Ceuta

EXPERIENCIA

Soy licenciada en Biología por la Universidad de Sevilla, empecé a trabajar como técnico de laboratorio pero al cabo de un tiempo Vygon me brindó la oportunidad de empezar mi carrera profesional en el mundo sanitario hasta el día de hoy.

PUEDO AYUDARTE EN...

Mi trabajo se centra en asesorar, ayudar y escuchar las necesidades del cliente para poder así ofrecerle la solución más completa.
Federico Carrillo García

Federico Carrillo García

Delegado de ventas de Vygon España en País Vasco, Cantabria , Rioja, Navarra, Burgos y Soria. Colaborador de la Fundación Hospital Optimista

EXPERIENCIA

De formación, soy Licenciado en Ciencias de la Comunicación, rama Periodismo, pero llevo desarrollando toda mi carrera profesional en el sector comercial , ámbito sanitario y biotecnológico

PUEDO AYUDARTE EN...

Puedo ofrecerte ayuda a la hora de elegir el material médico-quirúrgico que precises para tu labor asistencial. Como colaborador de la Fundación Hospital Optimista, puedo poner a tu disposición herramientas y métodos para cuidar de los equipos humanos.

3 Comentarios

  1. isabel ramos
    5 diciembre, 2020
    Responder

    Excelente información para utilizar estas recomendaciones en pro de disminuir complicaciones en los neonatos
    Gracias

  2. […] También, a la hora de elección del dispositivo, hay que valorar la longitud y el tamaño. Cuanto más corto y pequeño el catéter, menor trauma venoso. Sin embargo, si el diámetro es muy pequeño aumenta la resistencia y disminuye el flujo, por lo que, a veces, es necesario mayor presión en la inyección. El aumento de la presión, igualmente, acrecienta las posibilidades de la rotura del catéter5,7. […]

  3. […] Rotura o migración del catéter […]

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *