El catéter Hickman: ¿qué es y para qué sirve?

Por Vygon España

23 Feb, 2021

En el mundo de los accesos vasculares, existe una amplia oferta de catéteres y puede resultar difícil saber qué opción elegir. Es importante saber clasificar cada uno en función de sus características y de las necesidades del paciente. El objetivo final es adecuar al máximo la vía intravascular al tratamiento, su duración y las características anatómicas, así como los deseos del paciente.

Dentro del abanico de Dispositivos de Acceso Vascular (DAV), existe el catéter Hickman presente en el mercado desde hace muchos años. Con la emergencia de otros tipos de catéteres, el Hickman puede quedar en segundo plano y sin embargo presenta características interesantes.

¿QUÉ ES UN CATÉTER HICKMAN?

Definición

Un catéter Hickman es un catéter venoso central tunelizado (se inserta en venas de gran calibre como la subclavia, yugular interna), de acceso central (su punta tiene que estar ubicada en la unión cavo-auricular). Está hecho de silicona, material conocido por su alta biocompatibilidad y duración.

Como se ha indicado anteriormente, una parte del catéter está tunelizada bajo la piel antes de entrar en vena. La particularidad de este DAV es su anillo de Dacron que asegura una fijación duradera y fiable permitiendo un crecimiento hístico óptimo.

El catéter Hickman puede ser de 1, 2 o 3 luces y pueden llevar un código de color:

  • Luz roja: para extracciones de sangre y transfusión de sangre/hemoderivados
  • Luz azul: para tratamiento endovenoso
  • Luz blanca: para nutrición parenteral.

¿Cuál es la diferencia entre un catéter Hickman y un catéter Broviac?

Los primeros experimentos con catéteres centrales tunelizados remontan a los años 60. Concretamente en el año 1967, el Dr. Stanley Dudrick consiguió por primero vez demostrar los beneficios de una vía central tunelizada cuyo material era el PVC.

Supuso una revolución en el mundo del acceso vascular, en concreto por el caso de una niña con síndrome de intestino corto, para quien pudo alargar su esperanza de vida gracias a la administración de nutrición parenteral.

Algunos años después, en 1973, el Dr. James Broviac, nefrólogo, diseñó un catéter para la infusión de nutrición parenteral en pacientes con insuficiencia renal. Fue el primer catéter tunelizado comercializado.

Posteriormente fue modificado por el Dr. Robert Hickman, nefrólogo pediátrico. Curiosamente inventó, sobre petición de las enfermeras del servicio, un catéter que pudieran usar en niños y que resultó ser de calibre más grueso que el Broviac. De hecho, es la única diferencia que existe entre los 2 catéteres: originalmente el Broviac tenía un diámetro de 6.5Fr y el Hickman de 9.6Fr.

Estos catéteres eran precursores. Dieron pie a la creación de varios tipos de dispositivos considerados como pilares y que mejoraron también de forma notable, el mundo del acceso vascular:

 

¿PARA QUÉ Y CÓMO SE USA UN CATÉTER HICKMAN?

Indicaciones

Al ser un catéter central de larga duración, las indicaciones del catéter Hickman son las siguientes:

  • Tener un acceso venoso duradero que permite las extracciones repetidas de sangre y de esta manera evita el agotamiento del capital venoso periférico por múltiples pinchazos
  • Administrar tratamiento de media/larga duración (meses o años) como es el caso de las quimioterapias o nutrición parenteral
  • Infusión de fármacos vesicantes/irritantes con osmolaridad >600mOsmL y/o ph<5 – pH>9
  • Se puede llegar a usar para aféresis.

Técnica de colocación

El catéter Hickman se coloca en quirófanos o salas quirofanizadas por radiólogos intervencionistas o cirujanos.

1. Uso de la ecografía

Como para cualquier catéter central, las guías internacionales recomiendan la técnica ecoguiada. Reduce drásticamente los riesgos relacionados con la punción cercana a otras estructuras (arterias, nervios, pulmón). Permite medir el diámetro de la vena y adecuar así el catéter.

2.Técnica Seldinger Modificada

Para insertar el DAV, se usa la técnica Seldinger Modificada también llamada percutánea. Se punciona la vena con una aguja, que puede ser de micropunción (21G) en catéteres de calibre más pequeño (este caso hablamos también de una técnica Microseldinger).  Se canaliza entonces con una guía y se inserta un introductor pelable que sirve para la dilatación y la introducción del catéter. Para proceder a una dilatación más progresiva, el operador puede llegar a usar 2 microintroductores de tamaño distinto. Es habitual ver también el uso de pinzas para dilatar el orificio de inserción además del corte con bisturí.

La técnica quirúrgica por denudación venosa se está abandonado en España por ser más traumática, y al conllevar riesgos más elevados de infección.

3.Tunelización

En el caso del catéter Hickman la tunelización es siempre anterógrada:

  1. Se canaliza la vena para dejar la guía dentro
  2. Se crea el túnel
  3. Se inserta el catéter desde el punto final es decir lo que será el punto de salida del catéter
  4. Se pasa el catéter en el túnel
  5. Se inserta en vena con el introductor MST
4.Comprobación de la posición de la punta

Según los expertos, la comprobación de las vías centrales se tiene que hacer con el método ECG al ser el más coste/eficaz. El catéter Hickman entra en esta categoría. Sin embargo, en España al ser un dispositivo colocado por radiología intervencionista o cirugía, la fluoroscopia es el método de elección en la inmensa mayoría de los casos.

Hay que tener en cuenta que el método ECG permite colocar el Hickman en un entorno adecuado que no sea equipado de fluoroscopia (sala quirofanizada básica). De esta manera supone un ahorro de coste vinculado a la inserción y es igual de rápido al ser un método intraprocedimental. Además, hay literatura que demuestra que el método ECG es más preciso que la fluoroscopia.

5.Fijación del catéter

Respecto a la fijación externa del DAV, se recomienda un dispositivo adhesivo sin suturas porque:

  • Es suficiente como complemento a la parte tunelizada con anillo de Dacron que asegura una fijación fiable en el tiempo
  • Las suturas suponen una práctica inadecuada como indican las guías de la INS y GAVeCeLT ya que provocan complicaciones infecciosas y tienen una baja eficacia.

Sin embargo, la fijación sin sutura con anclaje subcutáneo se puede usar en catéteres tunelizados con anillo de Dacron en niños durante las 3-4 primeras semanas. Es el tiempo necesario para que los tejidos subcutáneos se desarrollen y consecuentemente, es necesario proteger al máximo el catéter frente a una retirada accidental por tracción.

Mantenimiento

Al ser un catéter central con parte externa, el mantenimiento del Hickman es similar al del PICC y se hace de manera estéril:

¿CUÁLES SON LOS PROS Y CONTRAS DEL CATÉTER HICKMAN?

 Es importante recordar el contexto en el que se creó el catéter Hickman: junto al Broviac, fue el primer catéter central para administrar tratamientos de larga duración y/o agresivos. Significó un paso de gigante que permitió a los pacientes tener más esperanza de vida y mejor acceso a terapias intravasculares en constante evolución.

En sus comienzos fue integrado en el mundo pediátrico y es donde hoy en día se suele ver, quizás con más frecuencia que en el mundo adulto. Una de las otras razones es que su elección puede ser preferida al no tener que acceder con agujas como es el caso del reservorio.

Frente a la popularidad del reservorio en radiología intervencionista y, además, por la expansión del PICC al ser una técnica realizable por enfermería, recurrir al Hickman es cada vez menos frecuente. Sin embargo, supone una alternativa interesante en ciertos casos, en particular en los pacientes que sufren un agotamiento vascular periférico y que no pueden recibir un reservorio.

Si quieres saber más sobre este tema, no dudes en hacer un comentario abajo e intentaremos ayudarte.

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  

Bibliografía

  1. Kenneth W Gow et.al, Between the lines: The 50th anniversary of long-term central venous catheters, Am J Surg . ;213(5):837-848 – 2017
  2. Cristina Quesada Ramos, Capitulo Reservorio Venosos Subcutáneo Y Demás Catéteres Venosos De Larga Duración, blog Enfermería en cuidados Críticos Pediátricos y Neonatales, consulta 19 de Febrero 2021
  3. S. Galloway et al., Long‐term central venous access, BJA: British Journal of Anaesthesia, Volume 92, Issue 5, Pages 722–734 – 2004
  4. Web LA Vascular Healthcare and beyond, Hickman Catheter, consulta 19 de Febrero 2021
  5. Nora Doberschuetz et. al, Mobilized peripheral blood stem cell apheresis via Hickman catheter in pediatric patients, Transfusion, 2019 Mar;59(3):1061-1068 – 2019
  6. John Cockburn et.al, Insertion of Hickman central venous catheters by using angiographic techniques in patients with hematologic disorders, American Journal of Roentgenology 159(1):121-4 – 1992
  7. P S Craft et.al, Hickman catheters: left-sided insertion, male gender, and obesity are associated with an increased risk of complications, Aust N Z J Med. ;26(1):33-9 – 1996
  8. G. Suren Arul et.al, Ultrasound-guided percutaneous insertion of Hickman lines in children. Prospective study of 500 consecutive procedures, Journal of Pediatric Surgery 44, 1371–1376 – 2009
  9. Dolcino et.al, Potential role of a subcutaneously anchored securement device in preventing dislodgment of tunneled-cuffed central venous devices in pediatric patients, 18(6):540-545 – 2017
  10. Revista Electrónica de Portales Medicos.com, Pautas para el manejo de catéter venoso central Hickman en el domicilio, junio d 2017, consulta el 19 de febrero de 2021
  11. H Mastoroudes et.al, A comparison of Hickman line- and Port-a-Cath-associated complications in patients with solid tumours undergoing chemotherapy, Clin Oncol (R Coll Radiol).;19(7):551-6 – 2007
  12. Olivia Wu et.al, Hickman catheter and implantable port devices for the delivery of chemotherapy: a phase II randomised controlled trial and economic evaluation, Br J Cancer.; 114(9): 979–985 – 2016
  13. A Adler et.al, Infectious complications of implantable ports and Hickman catheters in paediatric haematology-oncology patients, J Hosp Infect .;62(3):358-65. doi: 10.1016/j.jhin.2005.08.019 – 2006
  14. David Manuel Serrano Barona, Blog Triaje enfermería ciudad Real, Cuidados de Enfermería a Pacientes con Catéter Hickman, Actualizado 28 octubre 2013 –   consulta

Te puede interesar

Contenidos utilizados

Han colaborado

Por

Vygon España

Fabricamos y distribuimos material médico quirúrgico de alto valor añadido en hospitales, pero somos mucho más...

4 Comentarios

  1. Nuria

    Hola, a la hora de retirar el cateter Hickman, cual seria el procedimiento? Que profesional debe de hacerlo? Gracias

    Responder
    • Vygon España

      Buenas tardes Nuria,
      gracias por ponerte en contacto con nosotros.

      En España, al ser responsabilidad del radiólogo intervencionista o del cirujano, la colocación y la retirada se efectúan por estos profesionales en quirófano o sala quirofanizada.

      Esperamos que sea de ayuda.

      Responder
  2. ROSARIO BERLANGA MONTERO

    Me gustaria saber cuanto tiempo es recomendable mantenerlo si ha cumplido ya con su objetivo.

    Responder
    • Vygon España

      Buenas tardes Rosario,

      como recomiendan los expertos, en particular desde la creación del plan bacteriemia cero (basado sobre el trabajo del Dr. Pronovost, EEUU), los catéteres que ya no se utilizan deben ser retirados.

      Esperamos que sea de ayuda.

      Un cordial saludo.

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Acceso vascular en oncología pediátrica: ¿Hickman o reservorio? - Campus Vygon - […] EL CATÉTER HICKMAN: ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE? […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This