¿Cómo usar el catéter midline? Protocolo de colocación y mantenimiento

Por Maite Parejo

23 Mar, 2021

En los años 2010, el catéter de línea media se abrió paso en España.

Desde entonces, su crecimiento ha sido exponencial ya que es un recurso que permite una gran mejora de la gestión del acceso vascular para tratamientos de media duración, compatibles con la perfusión periférica.

Su colocación requiere personal entrenado y especializado. Su manipulación y mantenimiento no requiere ser experto en acceso vascular, pero tiene que responder a une serie de requisitos para asegurar su buen funcionamiento.

Si quieres conocer en más detalle la inserción y el uso de un catéter midline, no dudes en descargarte nuestro protocolo.

DEFINICIÓN

Según el manual GAVeCeLT sobre PICCs y midlines, existen 2 tipos de línea media:

  • El mini-midline: catéter de 8-10cm que se puede insertar en el antebrazo o el brazo cuya punta tiene una localización que no va más allá de la cavidad axilar.
  • El midline midclavicular (o eco-midline), llamado también clavicular, de 20-25cm siempre insertado en venas profundas del brazo cuya punta se sitúa en el tramo torácico de la vena axilar o hasta la vena subclavia.

INDICACIONES

Se tiene que colocar una línea media en los casos siguientes:

  • Arbol venoso periférico pobre, paciente DIVA
  • Acceso temporal a la espera de acceso definitivo
  • Administración de electrolitos, ayuda alimentaria con osmolaridad < 800-850mOsm/L(1)
  • Terapia central que conlleva complicaciones
  • Osmolaridad < 800-850mOsm/L(1) y/o pH entre 5-9
  • Tratamiento > 7 días
  • Antibioticoterapia en infecciones graves: endocarditis, osteomielitis
  • Extracción de sangre(2)
  • Administración de sangre y hemoderivados

MATERIAL NECESARIO

RECONOCIMIENTO ECOGRÁFICO

El lugar de inserción es el miembro superior, tercio medio del brazo (vena basílica, braquial, cefálica).

Mediante un previo mapping ecográfico, se visualizarán las venas en esta zona (incluso a nivel del hombro), en eje transversal o longitudinal en función de la posición de la sonda. Para ello es recomendable usar el método RaPeVA (del grupo GAVeCeLT), valoración ecográfica rápida  de las venas periféricas

¿Qué hay que evitar?

  • flexuras
  • venas con presencia de flebitis,
  • venas trombosadas o varicosas
  • miembros con vaciamiento ganglionar
  • durante el reconocimiento de estructuras descartar la zona del Mickey: la arteria braquial (cabeza de Mickey) tiene un trayecto muy próximo a las venas braquiales (orejas de Mickey) que pueden ser candidatas a la canalización, pero, en este tramo no es nada aconsejable ya que la arteria está muy cerca, así como el nervio mediano:

TÉCNICA DE COLOCACIÓN

Esta técnica ecoguiada permite canalizar venas profundas del brazo que son en orden de preferencia por recorrido y calibre: la basílica, las braquiales y la cefálica.

Inserción

Existen 2 técnicas de inserción, la Seldinger pura y la Microseldinger:

Procedimiento

Antes de la preparación
  • Identificación activa del paciente
  • Informar al paciente del procedimiento a seguir
Preparación
  1. Lavado de manos
  2. Colocar al paciente posición supina, con el brazo en ángulo recto con en eI torax
  3. Mapeo ecográfico (RaPeVA) y selección de la vena
  4. Lavado de manos
  5. Asepsia de la piel, lavado con jabón de clorhexidina  con guantes no esteriles, cambio de guantes, desinfección con clorhexidina alcohólica (lavado de manos entre las 2 secuencias)
  6. Colocación de gorro y máscarilla quirúrgica y lavado de manos
  7. Preparación del campo estéril
  8. Lavado de manos
  9. Guantes y bata estéril
  10. Poner el compresor
Colocación
  1. Punción de la vena escogida según técnica ecoguiada e inserción del catéter
  2. Limpieza del lugar de venopunción
  3. Conexión del bioconector, lavado con 10ml de suero fisiológico (SF) con técnica push-stop-push y presión positiva
  4. Sellado con SF o citrato en función del protocolo del servicio con un volumen equivalente a 120% del volumen muerto del catéter*
  5. Fijación del catéter con sistema adhesivo o de anclaje subcutáneo
  6. Cierre del punto de inserción con pegamento tisular
  7. Apósito estéril transparente
  8. Registrar procedimiento

Mantenimiento del catéter midline

Las curas de mantenimiento se realizan cada 7-1O días o bien cuando se encuentre sucio, desenganchado o haya presencia de sangre.

Se realizará:

  1. Cambio de apósito y bioconector
  2. Comprobación de posición, reflujo, estado del catéter y punto de inserción
  3. Lavado con 10ml de suero fisiológico (técnica push-stop, con presión positiva)
  4. Sellado con suero fisiológico o citrato según el protocolo del servicio (con la misma técnica que anteriormente)
  5. Registro del procedimiento en la historia clínica informatizada.

Las complicaciones más comunes de la línea media son la flebitis, la infección, la oclusión, la trombosis, la extravasación y las lesiones cutáneas.

Retirada del catéter midline

La retirada del catéter es un procedimiento sencillo y que se tiene que llevar a cabo en los casos siguientes:

  • Catéter no necesario o inadecuado
  • Infección
  • Obstrucción irreversible
  • Lesión mecánica
  • Trombosis venosa con malfuncionamiento
  • Malfuncionamiento por vaina fibroblástica u otras cosas

El procedimiento consiste en seguir medidas estrictas de asepsia, hacer un cultivo de la punta del catéter (en caso de infección) y realizar el registro de los datos en el dossier del paciente.

¿Buscas un documento fácil de entender y que sirva para tu servicio? Descárgate el protocolo.

Si quieres saber más sobre este tema, no dudes en hacer un comentario abajo e intentaremos ayudarte.

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  

Bibliografía

  1. Pittiruti y Scoppettuolo, Manual GAVeCeLT sobre PICC y midline, edición Edra – 2016
  2. Grupo GAVeCELT, web DAV Expert, 2016 – consultada en marzo de 2021
  3. Infusion Nursing Society, Infusion Therapy Standards of Practice – 2021
  4. Recomendaciones del CDC – 2011
  5. Ministerio de sanidad, servicios sociales e igualdad, Guía de Práctica Clínica sobre Terapia Intravenosa con Dispositivos no Permanentes en Adultos – 2014

Te puede interesar

Por

Maite Parejo

Experta en acceso venoso Referente del Equipo de Terapia Intravenosa del Hospital Sant Joan de Reus

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This