La microtoma fetal, determinar el bienestar del bebé en el parto

Por Federico Carrillo García

14 Abr, 2020

Hace unos meses, antes de que el estado de alarma por la crisis del COVID-19 estallase, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha fue condenado a pagar la mayor cuantía en materia de negligencias médicas en España. Una indemnización, que ascendía hasta los 5,5 millones de euros, a los padres de una niña que sufrió secuelas que la dejaron tetrapléjica debido a una mala práctica sanitara causada por no adoptar las medidas necesarias para solucionar una situación de pérdida de bienestar fetal.

Para conocer las circunstancias que han podido conducir a esta situación hablamos con la Dr. Yolanda Jubete, jefa del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Marqués de Valdecilla, que nos resuelve las dudas sobre el “sufrimiento fetal” y cómo actuar para garantizar el bienestar del feto.

Periodista: Explícanos, ¿en qué consiste el “sufrimiento fetal”?

Dra. Yolanda Jubete: El término sufrimiento fetal, es un término que se ha abandonado porque como su nombre indica parece que dejamos al feto que sufra. Debe de ser cambiado por asfixia perinatal.

Un feto, a lo largo del parto, sufre un proceso de reducción de su presión parcial de oxígeno y un incremento, bastante discreto, de la presión parcial del CO2. Esto provoca que descienda un poco el pH. Un feto sano soporta perfectamente está situación.

Pero ¿qué ocurre en algunos fetos que, efectivamente, tienen ese daño neurológico tras un parto? Durante muchos años se creyó que ese daño neurológico era debido a un parto complicado, sin embargo, ahora sabemos que solo el 20% de esos daños neurológicos, de esas asfixias perinatales, son debidas al parto.

Cuando hablamos de asfixia perinatal tenemos saber en qué se basa:

  • En un marcador bioquímico dónde el feto muestre un pH acidótico, es decir, un pH inferior a 7 en la arteria umbilical al nacimiento.
  • En un marcador clínico que debe de tener un resultado en la prueba de Apgar de 0-3 después de 5 minutos del nacimiento
  • En un marcador neonatal que recoge las secuelas neurológicas y, a veces, también, las secuelas que puede tener en otros órganos.

Para hablar del término comúnmente utilizado de sufrimiento neonatal deben cumplirse estos tres requisitos que están recogidos por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos y están aprobados por todas las sociedades científicas.

“Para hablar de asfixia fetal deben de cumplirse tres requisitos: pH acidótico, prueba de Apgar con dificultad marcada y un marcado neonatal con secuelas neurológicas registradas”

P: ¿Cómo se detecta la pérdida de bienestar fetal?

DEscala de apgarra. Y.J: Hemos desarrollado una serie de métodos para intentar ver cómo está el feto.

Entre ellos está la cardiotocografía intraparto que nos registra la frecuencia cardíaca fetal y las variaciones de la presión amniótica. En una hipoxia, es decir, si el feto tiene poco oxígeno, hay una relación y un cambio en la frecuencia cardíaca fetal. Generalmente una bajada de su frecuencia ya que el cerebro regula la frecuencia cardíaca a través del sistema nervioso simpático-parasimpático.

El gran dilema de este proceso es el alto porcentaje que tiene de altos falsos positivos. Muchas veces vemos cardiotocogramas intrapartos que nos hacen sospechar que el feto está en una hipoxia fetal, pero que no son reales. Esto llevó a un incremento brutal de las cesáreas, porque, debido a este malestar había que sacar al feto.

Hay otros métodos biofísicos para determinar el bienestar fetal como la estimulación del cuero cabelludo y el estímulo vibro acústico. Estos también estimulan al feto y hacen que tenga una aceleración de la frecuencia cardíaca fetal. Pero, también, tienen una alta tasa de falsos positivos.

“La prueba más efectiva para determinar el bienestar fetal es la microtoma fetal”

Para vigilar el bienestar fetal si tenemos un registro tocográfico normal, no se debe  hacer nada; pero en los casos dudosos o patológicos debemos de hacer un estudio bioquímico de la sangre fetal. Es decir, una microtoma fetal en la calota para el análisis del pH y los gases. Para ello se necesita una cierta dilatación, ya que hay que colocar un amnioscopio, y la bolsa rota. Pero desde una dilatación muy temprana se puede hacer.

Por tanto, la prueba más efectiva para determinar el bienestar fetal es, sin duda, la microtoma fetal.

P: ¿Qué consecuencias puede tener un bebé sometido a una pérdida de bienestar fetal?

Dra. Y.J: El cuadro más grave que puede sufrir un bebé que ha sido sometido a la pérdida de bienestar fetal es la encefalopatía neonatal, la parálisis cerebral. Es una discapacidad del sistema nervioso central que se manifiesta con un control atípico de los movimientos, de las posturas.

Una parálisis asociada a una asfixia fetal tiene una cuadriplejia espástica, un daño importantísimo y, a veces, incluso se puede producir un daño multiorgánico del bebé que se puede manifestar a través de una enterocolitis, una necrosis tubular aguda, un fallo hepático, una isquemia miocárdica… situaciones de altísimo riesgo. Evidentemente, la parálisis cerebral es una de las cosas que más tememos los obstetras.

Además de las consecuencias para el bebé, que son para toda la vida supone un gasto de recursos familiares, sociales y médicos brutales.

P:¿Existe una buena documentación e información relacionada con las consecuencias del sufrimiento fetal?

Dra. Y.J: Los profesionales sanitarios tenemos la obligación de poner todos los medios necesarios para intentar que el parto acabe con un bebé recién nacido sano. Desde que aplicamos la microtoma fetal nos ha racionalizado el uso de la cesárea y sobre todo nuestra forma de actuar en el proceso de dilatación y parto.

Yo creo que todos los servicios de obstetricia sabemos que la cardiotocografía por sí sola no es suficiente y se ha demostrado que no ha disminuido las lesiones neurológicas a pesar de que se ha aplicado extensamente. Evidentemente es una forma de actuar válida porque el número de falsos negativos es muy reducido y por tanto nos ayuda identificar un feto sano. Pero necesitamos otros métodos como la micro toma para darnos seguridad ante los falsos positivos de la cardiotocografía.

“Se ha demostrado que la cardiotocografía no ha disminuido las lesiones neurológicas”

La mayoría de los servicios de obstetricia utilizan para complementar la microtoma, porque hoy en día ningún otro método es fiable al 100%. Hay algunos casos en los cuales no se pueden hacer las pruebas de microtomas fetales: las mujeres portadoras de VIH o de hepatitis B, algunas modalidades en la presentación fetal o si el feto padece una coagulopatía. En el resto de los casos ante un cardiotocograma no tranquilizador se debe apostar por la microtoma. Es un sistema ampliamente descrito y con una evidencia suficiente.¿Cómo actuar frente a los resultados de la microtoma fetal?

P: ¿Con un control efectivo del sufrimiento fetal se puede reducir el número de cesáreas? ¿Por qué es importante lograrlo?

Dra. Y.J: Efectivamente, con la micromuestra es posible. La idea es hacer las cesáreas que haya que hacer. Hay varios motivos por los que es importante reducir el número de cesáreas:

  • La cesárea es una intervención quirúrgica para la mujer que puede tener sus complicaciones
  • Si el feto pasa por el canal del parto va a tener una mejor adaptación a la vida extrauterina
  • Un antecedente de una cesárea, además, conlleva que esa mujer ya tiene una cicatriz intrauterina y conlleva un riesgo mayor para los siguientes embarazos y para posibles cirugías posteriores por las adherencias que quedan.

Por todo ello, es importante realizar las cesáreas cuando estén indicadas. Cuando tenemos un peligro para el bebé o en la madre y nos obligue a hacer una extracción urgente.

Si quieres saber más acerca de seguridad en neonatos y bienestar fetal, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas, recuerda que también puedes encontrar otros post relacionados en el blog

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  SOLO utilizaremos tus datos para responder a las preguntas que nos hagas.

Más información

 

Por

Federico Carrillo García

Delegado de ventas de Vygon España en País Vasco, Cantabria , Rioja, Navarra, Burgos y Soria. Colaborador de la Fundación Hospital Optimista EXPERIENCIA De formación, soy Licenciado en Ciencias de la Comunicación, rama Periodismo, pero llevo desarrollando toda mi carrera profesional en el sector comercial , ámbito sanitario y biotecnológico PUEDO AYUDARTE EN... Puedo ofrecerte ayuda a la hora de elegir el material médico-quirúrgico que precises para tu labor asistencial. Como colaborador de la Fundación Hospital Optimista, puedo poner a tu disposición herramientas y métodos para cuidar de los equipos humanos.

El método canguro en las unidades de Neonatología

La prematuridad y el bajo peso al nacer son dos de los problemas principales por los que los recién nacidos quedan ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN). Según la Organización Mundial de la Salud, de los 4 millones de muertes neonatales...

leer más

1 Comentario

  1. David

    Muy interesante, gracias

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Proyecto MANACOR: ¿cómo reducir las cesáreas en mi hospital? - […] Este hecho comenzó a racionalizarse a partir del año 2000 cuando se empezó a tomar conciencia de que el…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This