Sedación en pediatría: gestionar el estrés y el dolor en la canalización de vías

Por Campus Vygon

26 May, 2020

Obtener un acceso vascular en pacientes pediátricos entraña dificultades ligadas a complicaciones potenciales como estrés, ansiedad, dolor físico y sufrimiento emocional que puede ocasionar. A este contexto, se añade además la complejidad que supone la punción de una vena muchas veces no palpable y muy pequeña.

Es importante encontrar métodos adecuados y adaptados en función de la edad del paciente para poder llevar a cabo el procedimiento de la mejor forma posible tanto para el niño y sus familiares como para el profesional sanitario.

Vamos a ver en este artículo por qué los métodos no farmacológicos, así como la administración de sedación y analgesia segura y eficaz, con ayuda de pediatras o anestesiólogos, son de gran ayuda para proceder a la colocación de una vía periférica de corta, media o larga duración

Te hemos hecho un resumen aquí por si no tienes tiempo:

Métodos para medir el dolor:

  • escala de Wong-Baker (con caritas para que el niño pueda identificarse con la situación)
  • escala EVA: escala numérica para niños mayores capaz de valorar el nivel de su dolor
  • escalas para medir la ansiedad y la sedación

Métodos farmacológicos para la relajación o sedación:

  • en menores de 4 años: adminstración de midazolam por vía oral si posible pero muchas veces administrada por via intravenosa
  • por encima de los 4 años: valorar el uso del óxido nitroso
  • la anestesia local con crema o gel anestésicos en base de lidocaína para niños con control del dolor y mayor capacidad de comunicación (a partir de 8-10 años)

Métodos no fármacológicos: en los lactantes el método canguro, la musicoterapia, la sacarosa entre otros se pueden aplicar; para niños pequeños la implicación adecuada de sus familiares es fundamental y la realidad virtual se posiciona como una gran ayuda.

Herramientas de evaluación del dolor 

En pacientes pediátricos, el dolor y la ansiedad son frecuentemente indistinguibles en términos de comportamiento, y generalmente se utiliza el término distrés para referirse a la combinación de ambos. 

La evaluación del dolor se puede llevar a cabo de tres maneras: 

  • Observación de las constantes y signos físicos: TA, pulsaciones, sudoración, etc… 
  • Observación del comportamiento del niño 
  • Autoevaluación del niño: escala del dolor 

Existen numerosas escalas adaptadas a la pediatría y que representan la expresión facial a cada nivel de dolor cuando se trata de niños pequeños: 

Escala de Wong-Baker

Se usa para niños de 3 a 7 años, en la cual el paciente puede indicar qué dibujo corresponde a lo que siente: 

La escala EVA (Escala Visual Analógica)

Es una herramienta muy conocida, en el mundo adulto también, para evaluar el dolor. Incluye una escala numérica y se puede utilizar a partir de los 6-8 años: 

Escalas de ansiedad y sedación

De la misma manera existen distintas referencias que permiten a los profesionales evaluar la ansiedad y la sedación gracias a estudios clínicos (1, 2):

MÉTODOS PARA RELAJAR O SEDAR EL PACIENTE PEDIÁTRICO

Métodos farmacológicos 

En muchas ocasiones, la anticipación del dolor de cara a un procedimiento invasivo se gestiona con anestésicos. Su uso en pediatría es muy común ya que el nivel de colaboración y la capacidad a enfrentarse al dolor son reducidos a una edad temprana. Se pueden observar estrategias distintas en lo que se refiere al neonato y al niño mayor de 8-10 años capaz de gestionar mejor su estrés y dolor.

Estrategias-de-sedación

Métodos no farmacológicos 

Si el mundo adulto está principalmente enfocado sobre el aspecto fisiológico del dolor y mucho menos sobre el aspecto psicológico, en pediatría es fundamental gestionar el dolor de la forma más holística posible. De hecho, en este ámbito, se usan múltiples métodos y técnicas para intentar relajar el niño con el fin de anticipar su estrés y el de sus padres. 

Intervenciones-no-farmacológicas-menores-y-mayores-de-6-meses

En los últimos años, diversos estudios muestran que la aplicación de la tecnología basada en la realidad virtual (RV), disminuye la ansiedad y la percepción del dolor especialmente en los niños de menor edad al ofrecer una experiencia simulada de inmersión que produce mayores niveles de distracción. 

Bibliografía

  1. Estudio Khalil et.al, Pediatric anesthesia, 8 (6), 4641-5 – 1998
  2. Estudio Malviya et.al, Depth of sedation of children undergoing TC: validity and reliability of the university of Michigan sedation scale, British Journal of Anesthesia – 2002
  3. Estudio Echeverry-Marín, ¿Cuál es la necesidad de colocar un acceso vascular en procedimientos anestésicos en niños?, Revista Colombiana de anestesiología- 2017
  4. Manual de ANALGESIA Y SEDACIÓN en Urgencias de Pediatría,  Leonardo Martín de la Rosa et Al. Sociedad Española de Urgencias de Pediatría, 2009  https://seup.org/pdf_public/gt/analg_manual.pdf    
  5. Hospital de Cruces ÓXIDO NITROSO: EFECTIVIDAD Y SEGURIDAD PARA LA REALIZACIÓN DE PROCEDIMIENTOS DOLOROSOS EN URGENCIAS DE PEDIATRÍA Borja Gómez Cortés, abril 2009  https://seup.org/pdf_public/gt/analg_oxido.pdf  
  6. La realidad virtual puede ayudar a reducir el dolor y la ansiedad de los niños ante los procedimientos médicos estresantes Aizpurua Galdeano MPPediatra. CS Ondarreta. San Sebastián. Guipúzcoa. España. Febrero 2020  
  7. Guía de Práctica Clínica: Sedación y Analgesia para Procedimientos Gómez K et Al. Diciembre 2014  
  8. Analgesia y sedación en procedimientos pediátricos Parte 1: Aspectos generales, escalas de sedación y valoración del dolor Dr. Cristian Garcia Roig et Al. 2008   

te puede interesar

Sedación para la colocación de una línea media en pediatría

Catéteres de línea media en pediatría

Fundamentos de ecografía en la canalización de piccs y midlines

[authors users=»ravila,tpolo,mpineau,vgil»]

Por

Campus Vygon

Fabricamos y distribuimos material médico quirúrgico de alto valor añadido en hospitales, pero somos mucho más...
La figura del Socorrista de Emergencias Sanitarias

La figura del Socorrista de Emergencias Sanitarias

El Socorrista de Emergencias es una figura del voluntariado sanitario, es decir no es un profesional.  Posee una formación en competencias acreditada, adquirida en un proceso estructurado de enseñanza-aprendizaje, que le capacita para realizar la atención primaria en emergencias en las que corre peligro la vida de las personas y para la atención secundaria-primeros auxilios en urgencias sanitarias extrahospitalarias, que suceden en los entornos cotidianos, hasta la llegada de los servicios de emergencias médicas.

leer más

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Sedación para la colocación de una línea media en pediatría - Vygblog - […] Puedes leer aspectos generales sobre sedación y analgesia en pediatría durante la canalización de una vía en este post…
  2. La sedación digital al servicio de los pacientes en una unidad de acceso vascular - Campus Vygon - […] Sedación en pediatría: gestionar el estrés y el dolor en la canalización de vías […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This