Descarga en pdf

El PICC es hoy en día, un Dispositivo de Acceso Vascular (DAV) de uso muy extendido dadas las grandes ventajas que puede aportar tanto en el ámbito hospitalario como en domiciliaria.

Al ser una técnica controlada por enfermería, permite al paciente tener más fácilmente acceso a una vía de calidad y tener un seguimiento más adecuado.

Sin embargo requiere unos cuidados específicos para su correcto funcionamiento después de su uso, como la extracción de sangre.

 

ANALÍTICAS EN ONCOLOGÍA

El paciente oncológico portador de un PICC puede estar ingresado o puede estar en su domicilio. La analítica se puede sacar entonces en el servicio de oncología – hematología, en consultas (ETI por ejemplo) o en el domicilio; el manejo del catéter para la extracción de sangre tiene que seguir siempre el mismo protocolo.

Los PICCs utilizados en este ámbito pueden ser de 1 luz o 2 luces (en el caso de nutrición parenteral por ejemplo).

Para ello se puede proceder con técnica ANTT, Aseptic Non Touch Technique (1,2): esta técnica ampliamente usada en el Reino Unido donde fue creada, se ha extendido a nivel internacional y consiste en seguir unos pasos claros para minimizar el contacto con el paciente y el DAV.

Pasos para extraer una muestra de sangre de un PICC

  1. Comprobar la permeabilidad del catéter infundiendo 3-5 ml de suero salino con una jeringa de 10ml.

     

  2. Aspirar y desechar 5 ml.

     

  3. Sacar la sangre necesaria para la analítica (Vacutainer, tubos).

     

  4. Lavar con 20ml de suero salino con jeringa de 10ml con técnica push-pause.

     

  5. Cerrar el clamp del PICC en presión positiva salvo, si dispone de una válvula de seguridad que permite evitar el retorno de la sangre en la punta del catéter en el momento de la desconexión.

     

Es imprescindible usar, sin importar el diámetro del catéter, jeringas de 10ml ya que evitan la sobrepresión que podría provocar la rotura del mismo.

 Sin embargo, el grupo GAVeCeLT indica en su manual sobre PICC y midline, que con catéteres compatibles con la alta presión, el riesgo de rotura es prácticamente imposible ya que permiten presiones que manualmente con una jeringa del tamaño que sea, no se pueden generar (3).

EL CASO PARTICULAR DE LAS ANALÍTICAS EN UCI

Respecto al procedimiento para paciente crítico, sería el mismo que el mencionado anteriormente.

Sin embargo existe una diferencia de importancia en cuidados intensivos: los PICCs en UCI son siempre multilumen por la necesidad de perfusiones múltiples que tiene el paciente. Respecto a los orificios del catéter, pueden ser de 2 tipos:

  • Los orificios de las luces acaban todos en la punta (distales) como es el caso de los PICCs utilizados en oncología
  • Los orificios son distantes:
    • en el caso de un bilumen, hay un orificio proximal y distal
    • en el caso de un trilumen, hay un orificio proximal, mediano y distal.

En las UCIs españolas la versión de uso más extendido es el PICC con orificios separados. Permiten la extracción de sangre desde la luz proximal para evitar obtener una muestra de sangre que pudiera ser alterada por las perfusiones en curso a través de las otras luces.

Sin embargo hay que tener en cuenta que para sacar sangre de esta luz proximal hay que asegurarse de que la perfusión en esta luz sea intermitente y de que se haya detenido con suficiente antelación respecto a la extracción.

En el caso de los PICCs multilumen con orificios distales, es decir que las medicaciones entran en vena en el mismo punto, el protocolo tiene que ser diferente: para conseguir una muestra no alterada, es necesario parar la perfusión que está en paralelo.

 

 

El PICC puede dejar lugar a dudas sobre la posibilidad de extracciones frecuentes por la longitud y el diámetro que tienen si lo comparamos con una vía central que es de mayor calibre y más corta. Sin embargo como lo demostraron Knue et al. en su estudio pediátrico “The Efficacy and Safety of Blood Sampling Through Peripherally Inserted Central Catheter Devices in Children”, incluso en PICC de calibre pequeño en el cual la probabilidad de obstrucción es supuestamente más elevada, la extracción de sangre es una práctica válida (4).

El papel de enfermería es clave en el mantenimiento del PICC y en especial en la prevención de las oclusiones: unos cuidados adecuados después de una extracción de sangre permiten mantener la permeabilidad del catéter, además de los lavados y sellados establecidos de forma programada.

 

Bibliografía

  1. Guías de buenas prácticas para enfermería, técnica ANTT – Hospital Our Lady’s Children – Dublin https://www.olchc.ie/Healthcare-Professionals/Nursing-Practice-Guidelines/Aseptic-Non-Touch-Technique-Ref-Guide-3rd-Edn-Aug-2017.pdf
  2. Right Asepsis with ANTT® for Infection Prevention – Vessel Health and Preservation: The Right Approach for Vascular Access pp 147-162 – 2019https://link.springer.com/chapter/10.1007/978-3-030-03149-7_11

  3. Manual GAVeCeLT sobre PICC y Midline 2016
  4. The Efficacy and Safety of Blood Sampling Through Peripherally Inserted Central Catheter Devices in Children, Knue, Doellman, Rabin, Jacob – Journal of Infusion Nursing – 2005 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15684902/

Guías para el mantenimiento y cuidado del Catéter Central de Inserción Periférica – South Wales Intravenous Access Advisory Group – 2014 https://www.nice.org.uk/guidance/mtg34/resources/guidelines-for-the-care-and-maintenance-of-a-peripherally-inserted-central-catheter–velindre-cancer-centre-pdf-4481503170

Cuidado y manejo de catéteres venosos insertados con ecoguía – Hospital General Universitario Gregorio Marañon – 2015 http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Contentdisposition&blobheadername2=cadena&blobheadervalue1=filename%3Dcuidados+y+manejo+de+cat%C3%A9teres+venosos+insertados+con+ecogu%C3%ADa.pdf&blobheadervalue2=language%3Des%26site%3DHospitalGregorioMaranon&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1352897685328&ssbinary=true

What’s physics got to do with it? A review of the physical principles of fluid administration – Denise Macklin, BSN, RNC, CRNI – Journal of Vascular Access Devices – 2009

 

 

 

Mónica Perotas

Mónica Perotas

Soy delegada especialista y experta en terapia intravascular y neonatología en Madrid.

EXPERIENCIA

Más de 20 años como ejecutivo de ventas, los 15 últimos en dos compañías desempeñando diversos roles, siempre dando soporte al entorno hospitalario.
Ingeniero informático, formada en inteligencia emocional y coaching, acompaño a los profesionales de la salud en la búsqueda de soluciones para mejorar la asistencia a sus pacientes, dando apoyo constante de forma presencial y digital.

PUEDO AYUDARTE EN...

Si buscas dar valor a la vida mejorando las técnicas en el campo de la neonatología y/o terapia intravascular, cuéntamelo. Estoy para escucharte y juntos encontrar estrategias que nos acerquen a la excelencia.
Marie Pineau

Marie Pineau

Soy responsable de contenidos de las unidades de negocio de Terapias Intravasculares y Obstetricia-Neonatología-Nutrición enteral en Vygon España

EXPERIENCIA
He podido ejercer como enfermera durante varios años al principio de mi carrera, en múltiples ámbitos, entre otros como la neonatología, la pediatría, la medicina interna y la cirugía.
Desde mi llegada en Vygon en el año 2010, he podido desarrollar competencias en el terreno y adquirir conocimiento sobre productos, desarrollando una labor marketing y comercial.

PUEDO AYUDARTE EN...
- resolver dudas sobre productos y sus aplicaciones ya que mi perfil combina a la vez marketing, comunicación y práctica clínica
- encontrar material digital sobre protocolos y técnicas así como literatura existentes en terapia intravascular, también en neonatología, obstetricia y nutrición enteral.

 

1 Comentario

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *