¿Conoces el uso y las ventajas de los sistemas de fijación de anclaje subcutáneo en drenajes?

Por Campus Vygon

14 Ene, 2024

Los drenajes son dispositivos médicos diseñados para eliminar líquidos, gases, secreciones o derrames de una herida, de un absceso o de una cavidad que podrían acumularse en el cuerpo tras una cirugía, lesión o algún estado médico.

Si solo cuentas con unos minutos aquí te dejamos un breve resumen:

El sistema de fijación de drenajes mediante sutura es un método que ha generado diferentes problemáticas y retos para la atención de los profesionales de la salud. Esto ha obligado, con el paso de los años, a explorar nuevos métodos de fijación para los drenajes, llegando así a los SAS, unos sistemas que permiten una mayor durabilidad de los drenajes y la minimización de sus complicaciones en cuanto a riesgos e infecciones se refiere.

La fijación de los drenajes es un procedimiento complejo por diferentes razones: tamaño del tubo de drenaje, la zona en la que está colocado el mismo…Para poder evitar las complicaciones a raíz de ello, debemos asegurarnos de la correcta fijación del drenaje y prevenir su desplazamiento, debido a que estos se pueden ocasionar por el peso de la bolsa de drenado, la cual contra más líquido drene mayor será su peso y aumentará el riesgo de desplazamiento.

Los nuevos dispositivos de anclaje subcutáneo están resultando útiles para superar los retos de fijación existentes.

Si quieres saber más sobre la fijación con anclaje subcutáneo en drenajes no te pierdas el webinar “Experiencias del anclaje subcutáneo en drenajes”

SISTEMAS DE DRENAJE

Los drenajes son sistemas para prevenir la acumulación excesiva de fluidos en diferentes áreas del cuerpo, ya que puede provocar complicaciones como infecciones, hematomas o presión en los tejidos circundantes.

“Se puede decir que, atendiendo a su forma de drenar encontramos drenajes, pasivos (actúan por capilaridad o gravedad) o activos (en los que se encuentra implicado un sistema de aspiración)”

En la actualidad, dentro de estas clasificaciones podemos encontrar distintos tipos de drenajes: de colecciones, nefrostomías percutáneas, colecistostomías percutáneas, drenaje biliar, pericárdico, torácico y cerebral o ventricular.

Los drenajes son dispositivos de tubos flexibles, generalmente; que se insertan en la zona corporal afectada para extirpar la acumulación de líquidos citada anteriormente. Estos tubos están conectados a un recipiente externo, que puede ser una bolsa colectora o un dispositivo más avanzado, acumulando en ellos el líquido o fluido drenado, permitiendo de esta forma al personal sanitario monitorear la cantidad y el tipo de líquido que se extrae.

Estos drenajes permiten que los fluidos no deseados se eliminen gradualmente del cuerpo humano, facilitando la recuperación del paciente al reducir el riesgo de complicaciones asociadas con la acumulación excesiva de líquidos, siempre y cuando se mantenga la fijación del tubo de drenaje de forma adecuada y este cumpla con su función. Así, como también se ha de radicar en la importancia de su retirada de forma adecuada y consciente, debido a que una retirada tardía o prematura puede llevar a complicaciones como el no drenaje de estos fluidos y el riesgo de infección o daño tisular.

“El desalojo de los catéteres de drenaje y de acceso vascular es un problema importante que da como resultado procedimientos repetidos innecesarios e interrupción de la terapia para los pacientes.”

Es importante seguir las indicaciones médicas sobre el cuidado del drenaje, como vaciar o cambiar la bolsa colectora según sea necesario, mantener el área alrededor del drenaje limpia y seca, y vigilar a cualquier signo de infección o problemas con el drenaje.



FIJACIÓN DEL DRENAJE: UN VERDADERO RETO

Comúnmente, los drenajes se han fijado con suturas por complejidad de tamaños de tubo y zonas de inserción del drenaje, sin embargo, este sistema de fijación ha generado problemas bien durante el propio procedimiento de fijación o durante su uso en el tratamiento.

La fijación mediante suturas supone un elevado riesgo de complicaciones a la hora de la fijación del catéter, debido a que estas son susceptibles a un mayor número de cuidados que los Sistemas de Anclaje Subcutáneo (SAS), de los que más tarde hablaremos, Por ejemplo, a pesar de asegurar una fijación estable del catéter, durante la limpieza, pueden resultar poco eficaces ya que seda de las suturas suele aflojarse en un corto plazo y los desplazamientos surgen con mayor frecuencia.

La mayor incidencia de infecciones, de desplazamientos y de bacteriemias asociadas al catéter cuando la fijación se realiza mediante suturas hace que la tendencia actual apueste por buscar nuevos sistemas de fijación.

Los retos más más comunes a los que se enfrentan los profesionales de enfermería en la fijación de los drenajes con el método convencional de la sutura son:

  • Riesgo de punción accidental: pinchazo y contaminación de la sutura. Si usas una aguja, existe un porcentaje de posibilidades de que puedas pincharte de manera accidental. Algunas de las enfermedades que se transmiten por un pinchazo son virus como la hepatitis B y C o virus como el VIH. Por ello, las guías de referencia como la Centers for Disease Control and Prevention (CDC) señalan que se debe evitar el uso de agujas cuando existan alternativas seguras y efectivas. Un ejemplo de este coste en personal en cuanto a lesiones se reporta en Estados Unidos con un promedio de 92.000 lesiones por pinchado.
  • Aumento del riesgo de infección: siempre debemos proteger el punto de inserción de la infección, ya que puede darse una infección en este punto. Las suturas del cuerpo del catéter cerca del punto de inserción aumentan el riesgo de infección ya que con la punción de la piel se produce una ruptura de esta.
  • Irritación o lesión tisular: la sutura, en ocasiones produce un malfuncionamiento del catéter debido a la compresión que ejercen las mismas anudadas con demasiada presión sobre el cuerpo del catéter. El roce continuo del drenaje con los tejidos circundantes puede causar irritación, lesiones o daño en los vasos sanguíneos, lo que puede provocar hemorragias o molestias al paciente.
  • Necesidad de cuidados adecuados: los drenajes médicos requieren cuidados regulares para prevenir complicaciones. La falta de limpieza o cuidado inadecuado puede llevar a problemas como infecciones o mal funcionamiento del drenaje. Sin embargo, los cuidados de las suturas son mucho más complejos que los de otros sistemas de fijación, debiendo mantenerse la zona de sutura seca durante las primeras 24-48h tras la colocación de puntos y mantenerla limpia de 1 a 2 veces al día, provocando así un mayor tiempo dedicado a ello por parte de los profesionales.

La importancia de la reducción de las complicaciones citadas radica, principalmente, en la buena práctica y formación del personal sanitario.



SISTEMAS DE FIJACIÓN DE ANCLAJE SUBCUTÁNEO EN DRENAJES

En los últimos años los sistemas de anclaje subcutáneo han ido ganando terreno como sistemas de fijación de catéteres centrales y PICCs. Debido a los buenos resultados, estos sistemas de fijación se han ido implantando en los drenajes, también con resultados muy satisfactorios. Se ha demostrado que, los sistemas de fijación con anclaje subcutáneo disminuyen el riesgo de interrupción de la terapia e implica un ahorro de costes hospitalarios.

Este uso del SAS en los drenajes es importante por varias razones:

  • Estabilidad y fijación: los SAS ayudan a fijar los drenajes de forma segura. Esto es esencial para evitar movimientos no deseados del dispositivo, lo que podría causar molestias al paciente, lesiones en los tejidos circundantes o incluso la obstrucción del drenaje. Dicha fijación resulta a su vez crucial para la estabilidad del dispositivo durante las curas.
  • Reducción del riesgo de infección: al mantener el drenaje asegurado, se minimiza el riesgo de desplazamiento del dispositivo, lo que podría introducir microorganismos y aumentar el riesgo de infección en el sitio de la incisión o herida.
  • Completa desinfección: estos sistemas de fijación permiten una mejora en la limpieza de 360º, lo que favorece a la reducción de las infecciones.
  • Único sistema durante el tratamiento: por su característica de durabilidad en el tiempo los SAS son dispositivos que perduran sin la necesidad de recambio contante, como podría ser con los puntos de sutura.
  • Comodidad para el paciente: pueden ayudar a reducir la incomodidad y el malestar del paciente al mantener el drenaje en una posición estable, lo que también puede facilitar la movilidad y el cuidado diario del dispositivo.
  • Prevención de complicaciones: un drenaje mal fijado o que se mueve generar complicaciones: formación de tejido cicatricial alrededor del drenaje o la obstrucción del dispositivo, lo que podría interferir con su función para eliminar los fluidos de manera adecuada.

Los sistemas de anclaje subcutáneo para la fijación de drenajes están siendo un avance en estas prácticas, sin embargo, hay que tener en cuenta que no en todos los pacientes existe la posibilidad de colocarlos por diferentes motivos, desde falta de espacio en la piel para su posicionamiento, pasando por zonas con vellosidad hasta llegar a los casos más complejos como es el caso de pacientes psiquiátricos que tienden a tener un comportamiento agitado llegando incluso a arrancar el SAS.

Por todo ello, la elección del sistema de anclaje adecuado depende del tipo de drenaje utilizado, la ubicación de este en el paciente y las necesidades específicas de cada caso clínico.

En resumen, los sistemas de anclaje subcutáneo pueden tener mejores garantías de estabilidad y funcionalidad óptima de los drenajes, lo que puede llegar a contribuir a la recuperación del paciente y a la prevención de complicaciones futuras o durante el tratamiento.



EVALUACIÓN DEL SISTEMA DE ANCLAJE SUBCUTÁNEO EN DRENAJES BILIARES Y RENALES

La evidencia científica a puesto a prueba el rendimiento de los sistemas de anclaje subcutáneo en la fijación de drenajes.  El estudio, Hughes, P. (2016). Assessment of the SecurAcath® device in reducing migration of drainage catheters in biliary and renal intervention; ha evaluado la capacidad de fijación de estos sistemas en drenajes biliares y renales en los que se ha observado, significativamente, la reducción migratoria de los drenajes mediante el uso de anclaje subcutáneo sustituyendo los métodos de sutura.

El uso de los dispositivos de fijación de los últimos años ha dejado de lado los métodos de sutura de los catéteres, mejorando significativamente la calidad de vida del paciente, reduciendo el dolor en su tratamiento y reduciendo posibles infecciones.

Concretamente los sistemas de anclaje subcutáneo han marcado una gran diferencia procedimental, siendo dispositivos que reducen las infecciones debido a su ventajosa limpieza de 360º de la zona de inserción mientras el catéter permanece estable y seguro. Con este dispositivo se ha observado también un menor desprendimiento por sus pies adheridos bajo la piel del paciente que no dan pie al movimiento del catéter.

En el estudio realizado, los pacientes mantuvieron el dispositivo in situ durante todo el tratamiento de drenaje, obteniendo un promedio de 39,5 días sin necesidad de cambio o extracción.

Con dicho sistema no se registraron complicaciones relacionadas con el dispositivo, siendo este tolerado por todos los pacientes. Solamente se registró un caso de extracción del dispositivo en un paciente agitado y delirante, en estos casos las recomendaciones indican que puede ser perjudicial dicho uso en este tipo de pacientes.

Las conclusiones a las que ha llegado el estudio han sido: la reducción de las infecciones, reducción del tiempo de trabajo en el personal sanitario, mejora en la calidad de vida del paciente durante el tratamiento médico y a lo largo del tiempo de drenaje, reducción de costes por no requerir recambio constante.



¿POR QUÉ EL SAS HA SUPERADO LAS BARRERAS?

Los resultados que podemos extraer tras lo expuesto en lo que compete al anclaje subcutáneo, es que estos han ido ganando popularidad y superando las suturas en la fijación de drenajes. A pesar de que el SAS no está generalizado todavía para la fijación de drenajes ha demostrado ampliamente en este campo ventajas tales como: menos traumatismos, reducción de infección, mayor comodidad, menos complicaciones y facilidad de uso.

Si quieres saber más sobre la fijación con anclaje subcutáneo en drenajes no te pierdas el webinar “Experiencias del anclaje subcutáneo en drenajes”

BIBLIOGRAFÍA

Hughes, P. (2016). Assessment of the SecurAcath® device in reducing migration of drainage catheters in biliary and renal intervention. https://www.semanticscholar.org/paper/Assessment-of-the-SecurAcath%C2%AE-device-in-reducing-of-Hughes/c45b4d3d35f3324cef82b14dbc08be442df0004e

Investigación, R. (2023, 24 agosto). Manejo de drenajes quirúrgicos para enfermería. RSI – Revista Sanitaria de Investigación. https://revistasanitariadeinvestigacion.com/manejo-de-drenajes-quirurgicos-para-enfermeria/

Genesis. (2018). Cuidados de enfermería en los drenajes. tipos, indicaciones y complicaciones. Revista Electrónica de Portales Medicos.com. https://www.revista-portalesmedicos.com/revista-medica/cuidados-enfermeria-los-drenajes-tipos-indicaciones-complicaciones/

Miluy, G. O. (2022, 15 febrero). 3 motivos por los que dejar de suturar un acceso vascular – Campus Vygon Chile. Campus Vygon Chile. https://campusvygon.com/es/cl/dejar-de-suturar-un-acceso-vascular/

Díez, V. G. (2021, 6 mayo). Comparativa Sistemas de fijación de catéteres venosos – Campus Vygon. Campus Vygon. https://campusvygon.com/es/comparativa-sistemas-fijacion-piccs/

Campus Vygon

Fabricamos y distribuimos material médico quirúrgico de alto valor añadido en hospitales, pero somos mucho más...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This