La técnica Seldinger: ¿cuándo usar el método clásico o modificado?

Por Vygon España

15 Jul, 2020
Ebook: “El catéter de línea media – Nociones básicas sobre indicaciones y técnicas”

 

Desde su creación en los años 50, la evolución de la técnica ha llevado este método a varios tipos de accesos vasculares y a otros ámbitos fuera de la radiología intervencionista (dónde nació).

Conocida para la inserción de catéteres arteriales y centrales, se extendió a los reservorios, los PICCs y más recientemente los midlines.

En muchos tipos de Dispositivos de Acceso Vascular (DAV) de media/larga duración, la técnica Seldinger en sus diferentes versiones, ha supuesto un avance mayor: ha permitido disminuir mucho la invasividad de la inserción y a la vez facilitándola.

 

DIFERENCIAS RELEVANTES ENTRE LAS 2 TÉCNICAS PARA LA COLOCACIÓN DE PICCS

Respecto al uso del PICC en España, es posible encontrarse con 2 tipos de Seldinger:

  • la Seldinger clásica o pura: se suele ver en radiología intervencionista, se usan para ello guía muy largas de 130-150cm que se deben colocar hasta VCS para poder luego avanzar el catéter PICC hasta el lugar idóneo (unión cavo-auricular)
  • Las enfermeras especializadas en accesos vasculares (de ETI, UCI o de radiología intervencionista) usan mayoritariamente la técnica Seldinger modificada o Microseldinger (MST): la guía es mucho más corta, alrededor de unos 50cm y la gran diferencia es que la guía solo sirve para canalizar la vena, no sirve para guiar el catéter hasta su posición final.

El uso de guía larga en el caso de la Seldinger o del propio catéter en el caso de la MST para llevar el DAV a su correcta posición (VCS), permite controlar la ubicación de su punta con sistema ECG: con pinza de cocodrilo para usar la guía larga como conductor de la señal, con cable con conexión Luer para usar el suero salino como conductor de la señal.

DIFERENCIAS RELEVANTES ENTRE LAS 2 TÉCNICAS PARA LA COLOCACIÓN DE LÍNEAS MEDIAS

De la misma manera, las 2 técnicas se pueden también usar para los catéteres midline: desde su creación en los años 2000, el catéter de línea media venía siempre acompañado de una técnica MST. Hace pocos años, aparecieron catéteres de línea media con técnica Seldinger, volviendo a poner en el primer plano el método original.

La gran diferencia con el PICC con técnica Seldinger, es que el midline al ser mucho más corto (máximo 25cm), no requiere tener una guía para avanzar hasta su posición final (tramo axilo-subclavio). Para la canalización de la vena, solo hace falta insertar unos pocos cm.

La dilatación es también distinta de una técnica a otra: la Microseldinger trae un microintroductor pelable con un dilatador interno.  Es un poco más grueso que el dilatador de la Seldinger, con lo cual crea un paso/túnel más ancho. Su punta (que es la punta del dilatador), es muy fina y permite una introducción progresiva. Sin embargo, para permitir la dilatación se requiere dar un corte de bisturí, aunque últimamente estamos viendo que ciertos lideres del acceso venoso, procuran no hacerlo (para intentar minimizar la invasividad).

Cuando se quita el dilatador interno, suele sangrar bastante al tener un túnel abierta a la vena, lo cual se previene poniendo el dedo en el orificio del introductor hasta poner el catéter en su interior.

El microintroductor de la MST puede venir bien en brazos con tejidos subcutáneos blandos en los cuales la progresión de un catéter por encima de la guía podría ser más difícil por encontrar resistencias.

En el caso de la Seldinger, el dilatador es más fino: crea un túnel de un diámetro muy poco superior al del catéter, de esta manera la dilatación es menos invasiva, sangra poco y se puede llegar a no usar el bisturí. Es especialmente adecuada en niños y en pacientes anticoagulados.

Es importante recordar que, dentro de estas 2 técnicas, hoy en día la guía es de nitinol (anti-acodamiento) y la aguja permite una micropunción: es de 21G.

Las 2 técnicas tienen ventajas e inconvenientes, como dicho anteriormente varios aspectos se pueden tener en cuenta para abordar la vena con un método u otro. Sin embargo, no hay que perder de vista que la formación tiene un papel fundamental, y una vez controladas las 2 técnicas en conjunto con la ecografía, pueden servir indistintamente en la gran mayoría de los casos.

 

Si quieres saber más sobre este tema, no dudes en hacer un comentario abajo e intentaremos ayudarte.

Tranquil@, esto NO es una lista de SPAM.  

Pon tu comentario aquí

 

  1. Journal of Infusion nursing: “ Infusion therapy standards of practice” 2016
  2. Manual GAVeCELT sobre PICC y Midline 2016
  3. Iconos flechas Freepik 
  4. Iconos luces Freepik  

MINI-MIDLINE Y LÍNEA MEDIA: QUÉ SON

EL CATÉTER DE LÍNEA MEDIA INDICACIONES Y CUIDADOS

TÉCNICAS SELDINGER CLÁSICA Y MODIFICADA: ¿QUÉ DIFERENCIAS EXISTEN?

[authors users=”mpineau,mperotas,rpolo”]

 

Por

Vygon España

Fabricamos y distribuimos material médico quirúrgico de alto valor añadido en hospitales, pero somos mucho más...

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Cómo usar el catéter midline? Protocolo de colocación y mantenimiento - Campus Vygon - […] 2 técnicas de inserción, la Seldinger pura y la […]
  2. Las 6 principales complicaciones tardías de los PICC-ports - Campus Vygon - […] totalmente implantado y el PICC. Podemos decir que es un PICC por colocarse con técnica de Seldinger modificada en…
  3. Técnicas Seldinger clásica y modificada: ¿qué diferencias existen? - Campus Vygon - […] LA TÉCNICA SELDINGER: ¿CUÁNDO USAR EL MÉTODO CLÁSICO O MODIFICADO? […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This