3 Motivos por los que dejar de suturar un acceso vascular

Por Gloria Ortiz Miluy

15 Feb, 2022

Aún hoy en el siglo XXI, a pesar de la aparición de nuevas técnicas y nuevos dispositivos en el mercado, en el mundo sanitario se siguen practicando procedimientos como hace años. El ser humano siempre presenta una cierta resistencia al cambio, pero a día de hoy y evidencia científica en mano, no hay excusas para no mejorar y buscar la excelencia.

Un ejemplo relevante es el de la fijación de los accesos vasculares. Con este post nos proponemos demostrarte por qué ya es hora de abandonar las suturas en la fijación del acceso vascular a la piel del paciente.

Y como sabemos que los cambios a veces pueden ser difíciles, vamos a presentar argumentos más que razonables para dejar de usar las suturas.

Si tienes mucha prisa, te hemos resumido aquí el contenido de este post:

  1. Cualquier profesional puede sufrir un pinchazo con el uso de suturas, es una incidencia que ocurre a menudo según las cifras del CDC teniendo en cuenta que muchas no se reportan
  2. El riesgo de infección del punto de inserción así como el dolor y la incomodidad del paciente son complicaciones frecuentes con las suturas
  3. Hace 15 años que no están recomendadas por las guías de referencia sobre acceso vascular
  4. Hoy en día existe 2 alternativas:
  • la fijación sin sutura adhesiva que permite una buena fijación y resistencia a la tracción sin embargo no evita del todo el desplazamiento del catéter y puede lesionar la piel
  • la fijación con anclaje subcutáneo que evita cualquier tipo de desplazamiento y puede permanecer colocada un largo tiempo, especialmente útil en pacientes no colaboradores o con problema de piel.

MOTIVO Nº1:  RIESGO DE PUNCIÓN ACCIDENTAL

Concierne a todos los profesionales

        Es obvio: si usas una aguja, existe un porcentaje de posibilidades de que puedas pincharte de manera accidental. Y ojo, que esto no ocurre a quien es menos diestro en la técnica. Hasta el operador más experto puede sufrir una punción por accidente.

Datos sobre los pinchazos y sus consecuencias

        Algunas de las enfermedades que se transmiten por un pinchazo son virus de la hepatitis B, de la hepatitis C y virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Según datos del CDC (Centro para el control y la prevención de enfermedades), se calcula que cada año ocurren entre 600.000 y 800.000 pinchazo accidentales, muchos de los cuales se ocultan, por tanto, esta cifra, puede ser incluso mayor que la reportada.

Lo que dicen las guías de referencia

        Al amparo de este organismo internacional, pero también dictados por el sentido común, los trabajadores que corren este riesgo deben tomar medidas para protegerse contra este peligro significativo para la salud. Una de estas medidas, según el CDC, es evitar el uso de agujas cuando existan alternativas seguras y efectivas. Y a día de hoy, en el campo del acceso vascular, existen varias que cumplen con estas características.

MOTIVO Nº2: AUMENTA EL RIESGO DE INFECCIÓN

La importancia del punto de inserción

        Ante un paciente con catéter, venoso o arterial, siempre debemos proteger el punto de inserción de la infección. Las suturas del cuerpo del catéter cerca del punto de inserción aumentan el riesgo de infección ya que con la punción de la piel se produce una ruptura de esta. Bien sabemos que la piel es nuestro escudo y debe ser prioridad en cualquier persona que cuidemos garantizar la integridad de la misma.

Preservación de la piel: un tema siempre presente

        No es casualidad que los registros de las historias clínicas siempre guardan un apartado para la piel del paciente, hidratación de la misma, heridas, evolución de éstas, aparición y tratamiento de úlceras por presión, entre otros ítems.

        Entonces, razonando con estos parámetros:

  • ¿por qué crear una herida en la piel donde antes no la había?
  • ¿Por qué arriesgarnos a tener esa herida cerca del punto de entrada del catéter a la piel?

Si quieres saber más sobre las lesiones de la piel con el acceso vascular

¡No te pierdas este artículo!

Consecuencias de las suturas y evidencia científica

  El punto de sutura es una disrupción de la piel sana, un trauma de esta, y como tal, aumenta las posibilidades de que esta herida se pueda infectar.

Al estar tan cerca de una zona que debemos proteger a toda costa, es necesario evitar suturar el catéter a la piel y provocar dicho trauma.

        Además, la piel rota por la sutura puede sangrar y ya sabemos que los restos serohemáticos siempre aumenta la posibilidad de infección de la zona. Existen evidencias a favor de eliminar las suturas en el acceso vascular, en todas las áreas, incluidos los catéteres de diálisis.

        Esto viene siendo recomendación permanente de las guías con más peso a nivel de acceso vascular, como el la Infusion Nursing Society, y defendido por organismos de relevancia como el GAveCeLT, que además excluye las suturas de manera muy explícita poniéndolo de resalto en su protocolo PIDAV, Prevención de las Infecciones de Dispositivo de Acceso Venoso.

MOTIVO Nº3: MANTENER EL BIENESTAR DEL PACIENTE

        Como hemos dicho, la sutura de las aletas del catéter a la piel supone una manera traumática de sujeción, pues suturar el catéter a la zona anatómica desde la que sale al exterior, supone la creación de una herida que antes no existía. Y aunque normalmente estas suturas se realizan con anestesia local, al desaparecer su efecto, puede resultar doloroso e incómodo para el paciente.

¿qué síntomas aparecen en la piel debidos a las suturas?

        No es raro ver a pacientes, sobre todo en el entorno intrahospitalario, cuyos accesos vasculares se encuentran suturados en zonas del cuerpo de movimiento (cuello, muñeca), donde la sutura ha creado un granuloma tras varios días, a los que el peso del catéter hace que la sutura tire y provoque la inflamación de la zona con su consecuente dolor.

En muchas ocasiones es incluso la sutura la que produce un malfuncionamiento del catéter debido a la compresión que ejercen las mismas anudadas con demasiada presión sobre el cuerpo del catéter.

Las suturas no deberían ser un estándar ni una opción de fijación

        Existiendo alternativas a las suturas que evitan la punción de la piel, que sujetan el cuerpo del catéter con mayor superficie, firmeza y eficacia, procurando mayor fijación y comodidad, es necesario preguntarse por qué no se usan.

La respuesta no justificará en ningún caso el uso de suturas, porque no hay ningún tipo de sutura que no provoque un daño tisular. Por lo que es el momento de dar el salto de calidad hacia sistemas más “sostenibles” para un cuidado excelente del paciente.

¿CUÁLES SON LAS ALTERNATIVAS A LAS SUTURAS?

Entra las fijaciones sin suturas que nos propone el mercado existen principalmente dos tipos de soluciones.

Fijación sin suturas adhesivos

Son ideales para catéteres de corta-media duración. Consisten en una superficie de foam o tejido sin tejer de superficie amplia que incluye una hendidura en la cual se inserta las aletas del catéter.

La superficie del sistema se coloca sobre la piel del paciente. Han demostrado ofrecer buena resistencia a la tracción, aunque su uso no exime de la posibilidad de una salida accidental. Se deben cambiar a cada cambio de cura y al ser una superficie con pegamento médico, puede provocar MARSI.

Fijación sin suturas de anclaje subcutáneo

Son recomendadas por GAVeCeLT, WoCoVA y guías inglesas NICE.

Es un dispositivo de dos partes:

  • una parte inferior que comprende dos brazos de material nitinol que se aloja en el tejido subcutáneo del paciente
  • una parte superior que cierra el sistema y mantiene el catéter en su base.

Ambas partes acopladas sujetan el catéter de manera eficaz, a largo plazo y con las ventajas de no tener que cambiarlo a cada cura ni de que provoque MARSI, ya que no tiene adhesivo.

Este dispositivo se ha visto altamente fiable ante la tracción involuntaria que puede sufrir el catéter, por lo que está especialmente indicado en pacientes no colaboradores (como niños, desorientados), o pacientes con problemas de piel (quemados, alergias al adhesivo médico, etc).

Se suele recomendar para catéteres cuya previsión en sede sea superior a 8 semanas, pero es obvio que, en circunstancias como las descritas antes, sigue siendo un dispositivo eficaz al evitar el tener que colocar un nuevo catéter al paciente por salida accidental.

       

La fijación del catéter no debe comprometer la seguridad ni del paciente ni la vida útil del catéter. El uso de suturas para mantener el catéter a la piel del paciente sigue siendo demasiado común.

No existe excusa detrás de esta práctica cuando el uso de suturas para este fin esta fuera de las guías internacionales desde hace más de 15 años. Ha llegado el momento de cambiar, de adaptarse a las nuevas evidencias.

                       La fijación del acceso vascular a la piel, catéter venoso o arterial que sea, es imprescindible a la hora de evitar la salida del catéter y con ello, la movilización de su punta.

Una buena fijación garantiza no solo que el catéter quede en su lugar previsto, sino que además mejora el funcionamiento del mismo evitando acodamientos y, cuando es necesario mantenerlo por un periodo de largo de tiempo, la fijación adecuada ayuda al paciente que lo lleva a mantener la comodidad en la zona de inserción.

bilbiografía

  1. NIOSH, Lo que Todo trabajador debe saber sobre: Cómo protegerse de los pinchazos (piquetes de aguja) – julio de 1997
  2. Recomendaciones GAVeCeLT 2021
  3. Infusion Nursing Society guidelines. 2021
  4. Fujimoto et.al, Effect of sutureless securement on hemodialysis catheter-related bloodstream infection. Sci Rep. 5;11(1):21771. – noviembre 2021
  5. Frey et.al, Why are we stuck on tape and suture? A review of catheter securement devices. J Infus Nurs. ;29(1):34-8 – Enero-febrero 2006
  6. Struck et.al, Effectiveness of different central venous catheter fixation suture techniques: An in vitro crossover study. PLoS One. 12;14(9):e0222463 – Septiembre 2019
  7. Pinelli et.al., GAVeCeLT-WoCoVA Consensus on subcutaneously anchored securement devices for the securement of venous catheters: Current evidence and recommendations for future research. J Vasc Access. ;22(5):716-725. – Septiembre 2021

te puede interesar

CURSO CON GLORIA ORTIZ Y MAURO PITTIRUTI: LA FIJACIÓN CON ANCLAJE SUBCUTÁNEO

LA FIJACIÓN CON ANCLAJE SUBCUTÁNEO: EL NUEVO ESTÁNDAR EN ACCESOS VASCULARES

COMPARATIVA SISTEMAS DE FIJACIÓN DE PICCS

COMPLICACIONES CUTÁNEAS EN EL ACCESO VASCULAR: LAS MARSI

3 COSAS QUE DEBES SABER SOBRE LOS SISTEMAS DE FIJACIÓN SIN SUTURAS

contenidos utilizados

En Adobe Stock:

Por

Gloria Ortiz Miluy

Enfermera PICC-PORT en Hospital Fundación Jiménez Díaz. Comité Científico WoCoVA. Profesorado GAVeCeLT. Sub-directora del Experto Universitario de Acceso Vascular Ecoguiado UAM-FJD (Madrid).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This