Comparativa de dos sistemas ECG para la colocación de catéteres PICC: Pilot TLS y Sherlock 3CG


 

Pilot TLS y Sherlock 3CG son dos monitores diseñados específicamente para utilizar la técnica del electrocardiograma intracavitario (ECG-IC) para la colocación de catéteres PICC.

La técnica del ECG-IC, a la cual responden ambos dispositivos, es reconocida unánimemente como un método seguro, preciso y económico para comprobar la localización de la punta de los catéteres centrales y ofrece una mejor relación coste/eficacia frente a la placa, la fluoroscopia y la ecocardiografía.

En este post vamos a comparar las características de cada sistema y ver los estudios recientes publicados que hablan de este tema.

¿Cuáles son las características técnicas de cada sistema?

 

Preparación del sistema

Sherlock 3CG

Está compuesto de un monitor ECG y de un dispositivo esternal magnético (o plastrón) que se coloca en el pecho del paciente. Conlleva 2 electrodos: uno que se pone en el hombro derecho y otro que se pone en la parte baja izquierda del abdomen.

Para un uso correcto del sistema, el plastrón necesita calibración y el sistema solo se puede usar con PICC de la misma compañía fabricante que llevan una guía específica con cable (que se conecta al dispositivo esternal).

 

Pilot TLS

Está compuesto de un monitor ECG y del propio sistema (bloque externo) que se conecta a los electrodos mediante 4 cables: los 4 electrodos son similares a cualquier monitor ECG y se colocan de la misma manera, excepto el electrodo amarillo que se conecta al catéter mediante un fungible.

 

 

Este cable puede ser con extremidad Luer para una conexión con el pabellón del catéter y así usar como conductor de la señal la columna de suero salino o con pinza tipo cocodrilo para usarse con la guía del catéter.

El sistema Pilot no requiere calibración y se puede usar para la colocación de catéteres PICC, vías centrales y reservorios por tener un fungible Luer no cautivo.

Navegación del catéter

 

Sherlock 3CG

Al estar provisto de un sistema magnético, el Sherlock 3CG detecta mediante el plastrón la guía y permite saber dónde se dirige el catéter: en la pantalla del monitor un indicador en forma de «piruleta» amarilla representa la punta del catéter y se va desplazando a medida que se inserta el PICC. De esta forma permite ver si el catéter está migrando y dónde se está yendo.

Este indicador se vuelve verde cuando considera que la punta del catéter está en la posición adecuada, es decir cuando ha alcanzado la máxima onda P.

 

 

Pilot TLS

El sistema tiene un modo de navegación: se selecciona con el icono “volante”. De esta forma el ECG analiza los complejos QRS y puede detectar si el catéter se está alejando: la barra de color en el centro de la pantalla se vuelve roja; o acercando a la Vena Cava Superior (VCS): la barra de color en el centro de la pantalla se vuelve verde.

Permite saber cómo está progresando el catéter, pero no dónde se va.

Es necesario salir del modo de navegación (volver al modo normal) para acabar el procedimiento y poder localizar la punta del catéter.

 

 

 

 

 

Localización de la punta del catéter

Sherlock 3CG

Está basado en la interpretación de la onda P: a medida que el catéter va progresando la onda P del ECG intracavitario va creciendo (trazado inferior), y con la posibilidad de comparar con el ECG de superficie que sirve de referencia (trazado superior).

El ECG señala la posición correcta de la punta del catéter poniendo en verde el área debajo de la onda P.

 

 

Como comentamos anteriormente, la ubicación correcta de la punta está también confirmada por el plastrón («piruleta» verde).

 

Pilot TLS

También se basa en la interpretación de la onda P: el trazado intracavitario (abajo) enseña cómo va creciendo la onda P cuanto más se acerca el catéter al corazón y el trazado superior sirve de referencia.

Mientras el catéter va avanzado de forma correcta hacia y en la VCS, la barra central de color es verde. En cuanto, la onda P se vuelve bifásica, la barra de color indica con el color naranja que el catéter está demasiado lejos.

El sistema Pilot, tiene una característica adicional para ver la evolución de la onda P: calcula la altura de la onda P en el trazado intracavitario y le da entonces un valor numérico (en el centro de la pantalla) que va creciendo o disminuyendo siguiendo la evolución de la onda P en el ECG.

 

 

Caso específico: Fibrilación Auricular

En el caso de pacientes con fibrilación auricular, el uso de Sherlock 3CG es limitado y los resultados deben ser contrastados con otro método de comprobación como rayos X, fluoroscopia o ecocardiografía que confirme la ubicación de la punta del PICC.

El Pilot TLS es un ECG-IC modificado: tiene un modo de fibrilación auricular que permite ubicar la punta del catéter central en pacientes que sufren esta patología.  El método con ECG-IC modificado ha demostrado ser preciso en el último estudio de Pittiruti sobre la colocación de PICCs con ECG modificado en paciente con FA.

 

Comentarios finales

A día de hoy no existe un estudio científico que compare el uso del Sherlock 3CG con el uso del Pilot TLS. El único estudio disponible que analiza el sistema Sherlock 3CG frente a un dispositivo similar al Pilot TLS llamado Nautilus, se publicó a finales de 2018 *.

Este estudio hace varias constataciones:

  • los 2 sistemas consiguen el 100% de éxito en cuanto a la colocación de catéteres PICC.
  • en cuanto a la ubicación de la punta, la factibilidad fue del 94% con Sherlock, su precisión fue del 100%, mientras que el Nautilus mostró una factibilidad y una precisión del 100%.
  • el estudio no muestra ventajas específicas en el uso clínico del monitor ECG con punta magnética.

 

Bibliografía

Bibliografía: Maria Calabrese, Luca Montini, Gabriella Arlotta, Antonio La Greca, Daniele G Biasucci, Francesca Bevilacqua, Enrica Antoniucci, Andrea Scapigliati, Franco Cavaliere and Mauro Pittiruti. A modified intracavitary electrocardiographic method for detecting the location of the tip of central venous catheters in atrial fibrillation patients. JVA, 2018. *Mauro Pittiruti, Giancarlo Scoppettuolo, Laura Dolcetti and Alessandro Emoli. Clinical use of Sherlock-3CG® for positioning peripherally inserted central catheters. JVA, 2018. Gebhard RE, Szmuk P, Pivalizza EG, Melnikov V, Vogt C, Warters RD. The accuracy of electrocardiogram-controlled central line placement. Anesth Analg 2007; 104: 65-70. Pittiruti M, La Greca A, Scoppettuolo G. The electrocardiographic method for positioning the tip of central venous catheters. J Vasc Access 2011; 12(4): 280-291. Pittiruti M, Bertollo D, Briglia E et al. Intracavitary ECG method for positioning the tip of central venous catheters: results of an Italian multicenter study.  J Vasc Access 2012; 13(3): 375-65. Rossetti F, Pittiruti M, Lamperti M, Graziano U, Celentano D, Capozzoli G. Intracavitary ECG method for positioning the tip of central venous access devices in pediatric patients: results of an Italian multicenter study. J Vasc Access 2015; 16 (2): 137-143. Jeon Y, Ryu HG, Yoon SZ,Kim JH, Bahk JH. Trans-esophageal echocardiographic evaluation of ECG-guided central venous catheter placement. Can J Anaesth 2006; 53(10):978-983. Ender J, Erdoes G, Krohmer E, Olthoffd D, Mukherjee C. Trans-esophageal echocardiography for verification of the position of the electrocardiographically –placed central venous catheter. J Cardiothorac Vasc Anesth 2009: 23(4):457-461.  

Si quieres saber más acerca de la técnica del electrocardiograma intracavitario (ECG-IC) para la colocación de catéteres PICC, rellena el formulario con tus datos y dudas e intentaremos ayudarte a resolverlas.

Más información 

 

 

Previous Catecolaminas disponibles para el paciente crítico
Next Ventajas y desventajas de los distintos tipos de anestesia regional

2 Comentarios

  1. Avatar
    Maite Parejo Arrondo
    27 marzo, 2019
    Responder

    Genial .. Yo lo estoy utilizando el pilot. Y me parece fantástico ,, ya k de una forma sencilla, mediante la colocación de 3electrodos al paciente y una columna salina, como muy bien describe Marie, puedes saber si el catéter sigue el camino adecuado , con modo navegación, la correcta localización de punta de catéter por ECG, y lo que me parece una pasada es la utilidad en fibrilacion auricular, pudiendo comprobar en diversos casos que funciona , lo cual amplia aún más la utilización ofreciendo seguridad a la hora de la inserción de un catéter central ,, ya sea PICC o CCIC
    No me queda añdir nada más que lo dicho al inicio GENiAL

  2. Avatar
    Maite Parejo
    4 abril, 2019
    Responder

    Muchas gracias por esta descripción y por ofrecer tan interesante bibliografía .

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *